A 110 años de la circulación de su primer número, el 10 de mayo de 1908, la revista Bohemia brega en la convergencia del complejo escenario mediático actual, como el resto de los medios públicos del país, aunque con la diferencia que -desde sus orígenes- hasta la contemporaneidad, Cuba ha latido en las páginas de la publicación centenaria.

Inicialmente, apareció con una tirada semanal ilustrada que arrastraba los patrones trazados por publicaciones como La Ilustración Española y Americana (España), Illustration (Francia) y Illustrated London News (Gran Bretaña); pero pronto perfiló su contenido literario y cultural hasta convertirse en un magazine atento a los más importantes sucesos del momento. En el presente aborda la actualidad de Cuba y el Mundo en temas como política, deportes, cultura, salud, historia, opinión y entretenimientos.

Sobre los retos y las expectativas de tres de sus profesionales,  indagó Cubaperiodistas, especialmente acerca de las rutinas de la publicación en el contexto de la convergencia digital y otras condicionantes, así como del ejercicio periodístico y sus desafíos.

La periodista Liset García es una de las dos subdirectoras de la revista Bohemia

Con más de 30 años en el periodismo y 15 como parte del colectivo de la revista, la periodista Liset García compartió que el principal aporte de Bohemia a los modos de hacer en la prensa cubana, es “el abordaje de los temas con mirada escrutadora, el llamado periodismo de investigación”.

En Cuba, una sección inaugurada en 1943, por Enrique de la Osa y Carlos Lechuga, ahondaba en interpretaciones de la realidad y enfoques desde diversos ángulos.

“Seguimos esta práctica en En Cuba, sección que revivimos hace algunos años. Y continuamos profundizando en dicho estilo en todos nuestros contenidos. Ese es, al menos, el deseo y la intención”, dijo la también subdirectora editorial de Bohemia.

Heriberto Rosabal, jefe de información nacional de la revista Bohemia

En igual sentido, el jefe de Información Nacional de la revista, Heriberto Rosabal, consideró que el  periodismo de investigación ejercido por años en la mencionada En Cuba fue y sigue siendo paradigmático y guarda enseñanzas que merecen ser aprovechadas.

Portada de una de las ediciones especiales de la revista Bohemia dedicada al Comandante Ernesto Che Guevara, que vio la luz en octubre de 2017.

“El periodismo combativo, revolucionario, de denuncia practicado por la publicación en distintos momentos, y que tuvo entre sus exponentes a grandes figuras de la historia del país, incluyendo al Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, es una herencia que trasciende a los que hoy hacemos  Bohemia y constituye un patrimonio de todos los trabajadores de los medios de comunicación cubanos.

“La calidad en la forma también se incluye en ese acervo y representa un valor útil. Además, está la riqueza documental que atesora en sus fondos la revista. Todo eso, por sí solo, puesto en juego, resulta una fortaleza estimable que, cuando menos como inspiración y ejemplo, puede contribuir a la configuración de un nuevo modelo de prensa.

“De otros valores que pudiera tener el periodismo que practicamos  hoy, si existen y pueden favorecer el cambio que queremos, mejor que sean otros quienes los señalen, no nosotros”, dijo Rosabal.

Raúl Enrique Medina, joven periodista de Bohemia

El joven periodista Raúl Enrique Medina, de la sección cultural, añadió que en la revista hay estrategias propuestas para lograr su sustentabilidad y autogestión, mediante el aprovechamiento de sus archivos de fotografías, de portadas, entre otros paradigmas de su patrimonio documental.

“Hay una tradición de periodismo acucioso, de rigor, y en no pocos casos bien escrito. Nuestros 110 años están llenos de ejemplos de buenas prácticas periodísticas, antes y después del parteaguas del 59.

“Hay que alimentar esa tradición, y también fundar, hasta donde se puede en el contexto mediático público, otra revista, más atemperada a lo que esperan los públicos: más bella y menos pedestre desde el punto de vista estético”, sugirió.

Contenidos multimediales y potencialidades de la web

En el contexto mediático digital muchos son los desafíos de los medios cubanos para desarrollar prácticas periodísticas atemperadas a este entorno, que permitan un mayor aprovechamiento de las potencialidades de la web en la generación de contenidos multimediales de impacto.

Sobre el tema, comentó Liset García: “Todavía estamos en un punto de arrancada. Bohemia.cu es un `proyecto en pleno desarrollo´, como diría el colega Walter Martínez. Queda más por avanzar que lo recorrido hasta hoy, que no es poco, por cierto.

“De un sitio de “palo” que teníamos, ahora contamos con otro que es interactivo y en evolución hacia el sueño de lo que necesitamos. Nuestra publicación, con sus especificidades, al no ser un medio de información sino de análisis, busca cómo conjugar este perfil con las exigencias actuales y futuras del universo digital. Y el reto es crecer.

“Por suerte, Bohemia es una escuela; somos la continuidad de lo que ha sido esta publicación en su desempeño histórico en relación a sus prácticas profesionales. Y pretendemos estar a esa altura. Andamos sobre las ruedas de las nuevas tecnologías, en el empeño de llegar a donde nos proponemos”.

Mientras, Raúl Enrique Medina coincide que en las dinámicas del universo digital aún se está lejos de lo deseado: “La página web cambió desde hace un par de años y ha aumentado el acceso y la interacción con nuestros contenidos, pero seguimos trabajando con una estructura pensada para el impreso, que luego se vierte en la web.

“Tampoco creo que haya condiciones tecnológicas para exigir un cambio en este sentido. Bohemia no ha sido provista, como otros medios de comunicación, con cámaras, celulares modernos, ni una cobertura de Internet de alta velocidad desde dispositivos móviles o desde la casa de los periodistas”.

Igualmente –señaló- hay que elevar la preparación del personal para incrementar las competencias en el entorno digital, porque las herramientas no nos sirven si no se saben utilizar, por lo cual se están organizando talleres para preparar mejor al colectivo.

El cronista y excelente redactor Heriberto Rosabal, quien llegó a la publicación en 2006, con casi 50 años de edad y más de 20 de trabajo en varios medios, piensa que “en periodismo como en todo, o casi todo en la vida, nunca se termina de aprender; por el contrario, siempre se está empezando y cada reportaje, entrevista, artículo, crónica, es como una nueva lección.

“Creo que Bohemia me ha acompañado en mi madurez profesional y personal. Aquí he hallado, en mis compañeros, también una familia, y el gusto de trabajar con colegas de gran capacidad, experiencia y mérito, de los que siempre trato de aprender, a ver si se me «pega» algo (sonrió). Y agradezco mucho todo eso”.

Si no creces quiere decir que no te lo has propuesto, reflexionó Liset García. “Para cualquier profesional es imposible por lo menos no hacer el intento. Me parece que las oportunidades han sido muchas y seguirán ahí. Todos los días aprendo”.

Mientras, ante la interrogante planteada sobre los desafíos de desarrollar un periodismo joven desde una revista con asentada tradición profesional, Raúl Enrique Medina explicó que el reto es hacer buen periodismo, sin apellidos ni edades.

“Siempre digo que Bohemia tiene los mismos defectos y virtudes que cualquier medio de prensa cubano, así que jóvenes y viejos de edad podríamos padecer similares incomprensiones hacia nuestra la labor en la prensa. Ahora, dentro de las reglas del juego, en la revista no he tenido limitaciones para hacer mi trabajo; todo lo contrario, he recibido aliento”, acentuó.

Ver además

Sesionó X Pleno del Comité Nacional de la Upec

Rindieron homenaje a la destacada periodista Isabel Moya, recientemente fallecida

Deja un comentario

Cubaperiodistas se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.