NOTICIAS DESTACADAS »

“Toc toc”, con Ares “Tocar madera”

Tocar madera la más reciente exposición del humorista gráfico y artista de la plástica Arístides Hernández Guerrero

Inauguración de la exposición personal “Tocar madera” de Ares en Villa Manuela, el 13 de abril de 2018

En su más reciente exposición personal, Tocar madera, el humorista gráfico y artista de la plástica cubano, Arístides Hernández Guerrero (Ares), convida a revisitar la historia nacional y para ello se vale, entre otros, de códigos vinculantes a la religiosidad, la espiritualidad y la simbología patriótica.

En una línea creadora en la que el artista, caminando por el sendero de la experimentación, se sale de su trabajo habitual llegó la expo a la galería Villa Manuela de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba. Una muestra en la que Ares utiliza como soporte para sus obras, mayoritariamente la madera, y en menor medida el vidrio y el metal.

Asegura Ares que Tocar madera es también un homenaje a la capital de la Mayor de las Antillas, claro queda en Habana 6 am, única instalación de las 19 piezas que componen la exhibición, y en la que un sol representado por una aldaba comienza a iluminar a la ciudad, despejando la sombras de la noche en muchas de sus edificaciones.

Precisamente, como elemento común aparecen las aldabas o aldabones –símbolo de la arquitectura nacional-, un signo de anunciación, de llamar al buen augurio, de revisarnos desde lo personal y como integrantes activos de una sociedad.

Inauguración de la exposición personal “Tocar madera” de Ares en Villa Manuela, el 13 de abril de 2018

Tenemos aldabas en el corazón del Apóstol, en la obra Martí, junto a la frase “yo sacaré lo que en el pecho tengo de cólera y horror…”; aldabas como la estrella de la bandera cubana en Cuba; en la frente de un Buda que resguardado de elefantes blancos medita en busca de la iluminación; o a los pies de un Elegua promisorio en caminos desbrozados y con un gran Ashé a la vuelta de los recovecos de algún trillo.

Una de las piezas más singulares es, sin dudas, Girasoles para la virgen, la de mayor tamaño de la muestra (acrílico y metal sobre madera, 210x77x6cm); en ella un gran jarrón de girasoles amarillos, que recuerdan a los pintados por Van Gogh, son ofrecidos a la Patrona de Cuba, la Virgen de la Caridad del Cobre, la Oshún de la religión yoruba africana.

En sus palabras del catálogo, el crítico David Mateo refiere que “Ares viene de una tradición de caricaturistas e ilustradores cubanos en la que resulta esencial la correspondencia entre el concepto, la inducción intelectual y el poder de la síntesis de la representación gráfica”.

“Sus métodos no solo continúan supeditados a ese sustrato, cuyas contribuciones alcanzaron un fuerte nivel de impacto cultural en los años setenta y ochenta, sino que es uno de los pocos artistas que aún tiene la capacidad, la argucia, para seguir desarrollándolo y readaptándolo a los nuevos tiempos”, continúa.

Inauguración de la exposición personal “Tocar madera” de Ares en Villa Manuela, el 13 de abril de 2018

Puede, que de ese patrimonio editorial gráfico del que es heredero hayan elementos en creaciones como Santa Pasta o Sweet Dreams, en los que figuras del imaginario cristiano vienen secundadas de un halo resguardado por una herradura.

Asegura el crítico Mateo que “las obras agrupadas en la muestra se supeditan a un análisis comprometido del contexto insular, sus disyuntivas sociales, ideológicas y filosóficas; pulsan otras alternativas de conciencia acerca de la correlación extrema entre lo perdurable y lo contingente, lo análogo y lo incompatible”.

“Aunque aborda tópicos de alta prioridad colectiva, no puedo dejar de observar tampoco esta exposición como un profundo ejercicio introspectivo. La pieza Autorretrato condensa como pocas esa impresión, se aventura a una exploración técnica sobre la madera en aras de la elocuencia de una declaración, de un pacto personal”, acota.

La muestra arribó este viernes 13 de abril a Villa Manuela enfundada de esa especie de suerte que se invoca en nuestro país al golpear los nudillos de la mano contra la madera y, también, por qué no, del aura interrogativa referente al futuro que siempre ha acompañado a los seres humanos.

Inauguración de la exposición personal “Tocar madera” de Ares en Villa Manuela, el 13 de abril de 2018

En Tocar madera, Ares, confeso creador que convida a mover resortes de pensamiento a través de sus obras, propone deconstruirnos y analizar como seres sociales qué aportamos y cómo vamos a contribuir al futuro común de la nación, mediante un sincero ejercicio de inteligencia: a usted, solo le queda visitarla, imbuirse de ella, y tal vez, porque no, ser artífices del sonido que se produce al golpear la madera y pedir para usted y para su familia.

Ares es médico de formación, especializado en Psiquiatría. Artista autodidacta, trabaja el humorismo gráfico, la ilustración, el cartel y la pintura. Ha publicado 23 libros en Cuba, Guatemala, Brasil, Irán, Italia, España, Grecia y Venezuela. Ha ilustrado otros 90, obtenido 150 premios en eventos de carácter internacional y ostenta la Distinción por la Cultura Nacional. Piezas suyas forman parte de colecciones privadas e institucionales en los cinco continentes.

 

Ver además

Las Tunas y Holguín clasificaron para Nacional de Softbol de la prensa

Reconocimiento a organizadores y cronistas deportivos

Deja un comentario

Cubaperiodistas se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.