De nuestra prensa / Recetas para evitar el descontrol

Varias han sido las inquietudes de la población llegadas a nuestro rotativo tras la emisión, por parte del Ministerio de Salud Pública (Minsap), de un nuevo modelo de recetas médicas que comenzó a circular el pasado 1ro. de febrero en la capital cubana. A propósito, Granma conversó con directivos de ese organismo que despejaron las dudas ante un tema tan sensible como la venta de medicamentos.

La máster en Ciencias Cristina Lara Bastanzuri, jefa del Departamento de Planificación y Análisis de Medicamentos y Farmacoepidemiología del Minsap, explicó que la medida se inserta en el plan de acciones que desarrollan en todas las provincias del país, en aras de fortalecer el Programa Nacional de Medicamentos, velar por el funcionamiento adecuado de los Servicios Farmacéuticos y enfrentar los delitos e ilegalidades producidos con el uso indebido de los medicamentos, las recetas médicas y los cuños institucionales.
Receta que circulará en toda Cuba, con excepción de La Habana.

En ese sentido, se decidió modificar el anterior modelo oficial de receta médica e implementar uno nuevo al que se le añade, por primera vez, un cuño institucional para uso exclusivo de la receta, que se reflejará en la parte derecha superior.

Al referirse al uso de estos cuños, el doctor Emilio Delgado Iznaga, director de Medicamentos y Tecnologías Médicas del Minsap, comentó que fueron confeccionados cuatro tipos con diferentes formas geométricas: triangular para las instituciones de nivel nacional, circular para hospitales, rectangular para policlínicos y en forma de polígono para otras instituciones de salud. «Ello permite identificar el origen de entrega de la receta médica y la prescripción».

Elementos distintivos del nuevo modelo de receta son, también, los escaques para especificar el nombre del medicamento, la forma farmacéutica y su presentación –añadió Lara Bastanzuri–, pero además se requiere el número del carné de identidad del paciente. No obstante, dijo, se mantiene el escaque Impresión Diagnóstica, si se prescribe un antimicrobiano, y la dirección particular si se trata de medicamentos de efectos similares a las drogas.

Las recetas que circularán en La Habana tienen la peculiaridad de que se le adiciona el nombre de la provincia en la parte inferior, a un lado del número de serie y folio. Para abundar en ello, Delgado Iznaga argumentó que la capital es el territorio de mayor reporte de desviaciones en el uso de la receta, entre otras razones, por la tenencia de recetas en blanco del personal de servicios farmacéuticos. De esa manera, se evita la circulación de recetas de La Habana en otras provincias y viceversa.
Receta que ya circula en la capital del país.

Muchas han sido las dudas de la población sobre la circulación en una provincia de recetas que son emitidas en otra.

Como publicó Granma en su edición de este viernes, según lo establecido en el Programa Nacional de Medicamentos, las recetas médicas tienen validez en la red de farmacias de la provincia donde labore el médico prescriptor.

No obstante, agrega Lara Bastanzuri, a partir de ahora queda sin efecto la excepcionalidad anterior en las provincias de Artemisa y Mayabeque, para el uso de recetas emitidas en La Habana, medida adoptada en un escenario en el que un grupo de consultas de determinadas especialidades médicas se realizaban en la capital del país.

El nuevo modelo de receta médica correspondiente a La Habana comenzó su uso a partir del 1ro. de febrero del año en curso y el que se utilizará para el resto del país iniciará su utilización a partir del 19 de febrero, informaron los directivos de Salud Pública, y agregaron que fue autorizada la circulación de los dos modelos durante 15 días hábiles, a partir de estas fechas indicadas.

Ahondaron, asimismo, en el proceso de información realizado en el mes de enero sobre las nuevas recetas y los cuños institucionales, con los directores de unidades de subordinación nacional, directores de hospitales, municipales, de policlínicos, de UEB de farmacias, y otras instituciones de La Habana.

OTRAS TRANSFORMACIONES

El control y la fiscalización, la preparación del personal y el aseguramiento material son algunos de los principios claves que contribuirán al fortalecimiento de los servicios farmacéuticos. De ahí que entre las medidas implementadas por el organismo destaque, además, la de evaluar la prescripción y dispensación de los medicamentos controlados por tarjeta.

Según Lara Bastanzuri, una primera etapa comprendió la organización de los certificados de medicamentos controlados en las 2 054 farmacias comunitarias del país. «Se eliminaron pacientes inscriptos debido al vencimiento de los certificados, fallecimiento, traslado a otra provincia, certificados dobles, suspensión del tratamiento a gestantes…», entre otras causas.

Una segunda etapa involucrará al personal médico, y consiste en identificar la correspondencia entre los pacientes inscriptos por tarjeta en la farmacia y los que presentan enfermedades crónicas en su consultorio médico de familia. Ello permitirá evaluar y adecuar la prescripción, mejorando la calidad del tratamiento que reciben para el control de su enfermedad, aclaró.

Otras acciones dirigidas al perfeccionamiento de los servicios farmacéuticos han sido la impartición de cursos de capacitación a administradores y dependientes de farmacia, en los que han participado más de 7 000 trabajadores, así como el mantenimiento y reparación de 548 unidades de farmacia en el año 2017.

Para este año, según la jefa del Departamento de Planificación y Análisis de Medicamentos y Farmacoepidemiología, se dará prioridad a las que se mantienen cerradas por problemas constructivos, al tiempo que se evalúa, entre el Minsap y los consejos de la administración provinciales, la posibilidad de incrementar la cantidad de farmacias a reparar, teniendo en cuenta aquellas en estado constructivo regular y malo.

Asimismo, de forma paulatina se ha ido entregando mobiliario, refrigeradores, televisores y ventiladores, así como otros insumos necesarios para las farmacias.

Mailín Beltrán Delgado, jefa del Departamento de Servicios Farmacéuticos, sostuvo que se han intensificado, de igual forma, las acciones de control en toda la red de farmacias.

«Durante el 2017 se realizaron más de 7 000 visitas sorpresivas, en las que se identificaron deficiencias relacionadas con medicamentos y efectivos fuera de control, así como uso inadecuado de las recetas médicas y de los cuños institucionales», por solo mencionar algunas.

En ese sentido, agregó que fueron tomadas medidas administrativas, entre ellas separación definitiva de la entidad, demociones del cargo, descuento salarial y amonestaciones, al tiempo que se realizaron las denuncias correspondientes al Ministerio del Interior, organismo que también se vinculó a muchas de las visitas.

Para este año, una tarea prioritaria será el proceso de transformaciones de los servicios farmacéuticos comunitarios, como parte de la tercera etapa de las transformaciones del Sistema Nacional de Salud.

Al respecto, «se ha realizado una propuesta de aplanamiento de las estructuras y la definición de las plantillas a nivel de las empresas de farmacias, las unidades empresariales de base y las farmacias, estas últimas según tipo, horario de trabajo, servicio que prestan y población que atienden. A su vez, se definieron los requisitos que debe tener el personal que labore en esta entidad».

Sin duda alguna, ello permitirá fortalecer la calidad en los servicios, un empeño en el que no deberá cejarse, y que conlleva rigor, eficacia de las medidas y sobre todo el fortalecimiento del compromiso de los trabajadores, de cara a satisfacer las necesidades de la población.

Lissy Rodríguez Guerrero / Periódico Granma

Deja un comentario

Cubaperiodistas se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.