NOTICIAS SUGERIDAS »

¡Tembló la tierra en Occidente!

7.6 grados en la escala Richter tuvo el segundo sismo perceptible del año 2018 en Cuba y ocurrió a las 9 y 51 minutos de la noche de este martes, con epicentro en el Mar Caribe occidental, cerca de Honduras. Se sintió en la Isla de la Juventud, La Habana y Pinar del Río

En la ciudad de Pinar del Río se sintió el inusual movimiento telúrico

La red de estaciones del Servicio Sismológico Nacional registró un sismo –reportado como perceptible en el Occidente de Cuba– a 44 km al este de Islas Swan, en Honduras, y a unos 450 km al sursuroeste de la Isla de la Juventud. Dada la magnitud de este sismo y la distancia a la cual ocurrió, fue perceptible, principalmente, en edificios altos de la Isla de la Juventud, Pinar de Río y La Habana.

Según la información suministrada por el Centro Nacional de Investigaciones Sismológicas (Cenais), el terremoto tuvo una intensidad de 7.6 en la escala de Richter y ocurrió en la falla Motagua, que va de la zona de Islas Caimán a Guatemala, situada en el mar Caribe occidental.

Este es el sismo perceptible número dos del año 2018 en Cuba y ocurrió a las 9 y 51 minutos de la noche de este martes 9 de enero, con epicentro en el mar, en los 17.46 grados de latitud norte y los 83.52 de longitud oeste, a una profundidad de 10 kilómetros.

En varios puntos de la geografía pinareña fue perceptible el sismo reportado en las cercanías de Honduras y a unos 450 kilómetros de la Isla de la Juventud, ante el cual en múltiples barriadas sus habitantes se dirigieron a las plantas bajas de las edificaciones.

En inmuebles multifamiliares de los repartos Hermanos Cruz y Diez de Octubre, de la urbe cabecera, y en otros sitios, se sintió temblar la tierra, suceso experimentado por vez primera por los lugareños de estos tiempos, provocando un sinnúmero de reacciones.

Naomi Shuman, de 13 años, explicó a la ACN que permanecía en su cama cuando una pequeña sacudida le provocó sobresalto y la condujo a la habitación de su madre, y tomaron las medidas necesarias para evitar lesiones.

Los habitantes del edificio siete de la avenida B, del Hermanos Cruz, salieron de sus hogares y esperaron un tiempo prudencial en las afueras de los recintos, atentos a las medidas a tener en cuenta en caso de movimientos telúricos, reiteradas en los ejercicios Meteoro.

Así ocurrió en las construcciones cercanas al Instituto Preuniversitario Vocacional de Ciencias Exactas, en las que sus moradores buscaron refugio rápidamente, como la anciana Caridad Ramos.

El teniente coronel Noel Lozano Martínez, jefe de órgano de la Defensa Civil de la Región Militar de Pinar del Río, dijo a este medio que no se reportaron daños materiales ni humanos en la provincia.

Agregó que hasta el momento no existe amenaza de inundaciones por penetración del mar en la costa sur, por tratarse de un ligero temblor en el territorio, perceptible por la población fundamentalmente residente en edificios altos.

Según información del Centro Nacional de Investigaciones Sismológicas, el terremoto, de intensidad 7, 6 en la escala de Richter, tuvo lugar en la falla Motagua, que va de la zona de Islas Caimán a Guatemala, situada en el mar Caribe occidental.

Un estudio de peligro, vulnerabilidad y riesgo concluido en 2015, permitió determinar el desconocimiento de un número significativo de vueltabajeros acerca de las medidas puntuales a adoptar, en pos de mitigar los perjuicios de los sismos.

De ahí la insistencia de la Defensa Civil y las autoridades del occidental territorio en la preparación del pueblo, sobre todo teniendo en cuenta la presencia de la llamada zona de la falla Pinar, que se extiende por toda el área limítrofe entre la cordillera de Guaniguanico y la llanura sur.

Evelyn Corbillón Díaz / Agencia Cubana de Noticias

 

Ver además

La Radio en Cuba, en la Mesa Redonda

Por los 60 de Radio Rebelde

Comente

Cubaperiodistas se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.