Cuando un tradicional maratón popular y un juego de “pelota blanda” son el epílogo del programa de celebraciones por los 59 de Adelante, la memoria viva retorna a los años de aquel inquieto colectivo periodístico que a pesar de las exigencias del diarismo y la superación profesional, dejaba a un lado el sedentarismo de la redacción en la calle Príncipe para practicar deportes.

En modo alguno se trata de nostalgia, sino de reanimación espiritual ya apreciada el pasado mes de noviembre, como anfitriones del decimonoveno Torneo Nacional de Softbol de la Prensa Jorge Luis Valdés Rionda In memoriam.

Recuerdo las tardes y noches cuando el sonido onomatopéyico en una mesa de ping pong apenas sobrepasaba al escandaloso télex de Prensa Latina; los campeonatos de ajedrez que organizaba el fotógrafo Fernando García y apoyaba el entusiasta Rolando Sarmiento (padre), donde el silencio era olvidado.

Eran frecuentes las caminatas y visitas a cuevas, lideradas por Eduardo Labrada. Por relaciones con la Sociedad de Educación Patriótico-Militar (antigua Sepmi), teníamos en el patio del almacén un campo de tiro deportivo. De los colegas más osados atesoramos las anécdotas de la correctora Lydia Guerra en el paracaidismo, y del fotógrafo Juan Córdova, quien llegó a volar un planeador.

La aparición de bates y guantes fue el non plus ultra de los pasatiempos en Adelante. Periodistas y trabajadores gráficos jugaban softbol par de horas en algunos días “calmados”, o los domingos.

Teníamos estelares pitchers como Milton Díaz; buenos bateadores como Sarmiento (hijo); por inmodestia me incluyo en la lista. Entre los jugadores del diamante estaban Oriel Trujillo, Elio Véliz, el actual guionista de cine, Senel Paz, el regente del taller, Jorge Pérez. Muy importante era la comisión de embullo. El que no juega hace algarabía. No resulta fácil retener una imagen de nuestros juegos en el campo de la embotelladora, actual ronera Puerto Príncipe.

No se trata de nostalgia por la juventud, sino de volver a saborear, entre almanaques y dolores, los ingredientes inéditos de aficionados a los deportes detrás de aquellas cuartillas, en el día a día de Adelante.

Por José Gilberto Valdés Aguilar

Ver además

Del saber patrimonial de La Habana en su cumpleaños 500

Por Ángela Oramas Camero Agradezco a Cubaperiodistas escribir cada semana una crónica dedicada al cumpleaños …

Deja un comentario

Cubaperiodistas se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.