¿Deficiente televisión y/o mala programación?

No voy a afirmar que la Televisión Cubana es la octava maravilla del mundo, pero sí es mejor que muchas de otras latitudes donde solo lo comercial ocupa el espacio de las transmisiones y se ve de todo… con un 99 por ciento de pura bazofia.

Ahora bien, lo que casi nunca satisface en Cuba es la programación. En los comentarios a los textos que publico en el Portal de la TV Cubana y en Cubadebate, en numerosas ocasiones, a veces sin que sea lógico, algún lector se queja de los inconvenientes, por ejemplo, de que no siempre por necesidad imperiosa el noticiero estelar se alarga, entonces se corre o se elimina lo previsto, y esto es muy inconveniente para grabar algún que otro programa.

Estoy segura que si se fuera mucho más riguroso con los tiempos, eso no sucedería y también que existen oportunidades en las que se impone dar más tiempo a un noticiario. Pero cuando eso sucede la cartelera que sigue debe presentar los ajustes, porque si sigue anunciando, por ejemplo, a la película para las 10 y 40, y se sabe que saldrá a las 11 y tantos ¿acaso el televidente no se molesta con razón?.

Con la transmisión de la despedida de Carlos Tabares en el estadio Latinoamericano, un espectáculo digno, se realizó un burdo corte en la actuación de David Blanco. Sobre ese hecho en Cubadebate al menos dos lectores comentaron: “OTG dijo: Para mi, una excelente despedida, al menos, HASTA DONDE LE DIO LA GANA A TV DE TRASMITIR, PROQUE CON DAVID BLANCO LA CORTARON DE PRONTO Y YA NO HUBO MAS SEÑAL DEL LATINO HASTA EL JUEGO. PARA MI UNA BURLA CON EL PUEBLO QUE NO PUDO ESTAR EN EL LATINO, COMO QUE SI NO FUISTE AL LATINO TE LO PERDISTE” a lo que xtreme agregó: “Totalmente de acuerdo con el anterior comentario la TV corta la señal y los que no pudimos asistir al latino se nos quedó debiendo el final del retiro de un grande de Cuba y para el mundo como lo es Carlos Tabares, ejemplo, disciplina, entrega y todo corazón por los azules de la capital y por el béisbol en general…”.

Casualmente este miércoles vi La jugada perfecta dedicada a ese hecho y no solo se llevaron a David, en medio de la interpretación, sino a las palabras de Tabares ¿por qué y para qué?. El tiempo que medió entre ese tijeretazo y el inicio del juego entre Industriales y Las Tunas fue de relleno con algo de deportes extremos. Me pareció entonces, y más ahora viendo lo que dijo Tabares, que fue una falta de respeto con David, el homenajeado y los televidentes.

La serie Anatomía de Grey, muy popular en Cuba, se transmitió este martes a las 12 de la noche, Los tres Villalobos se pasaron en junio por Cubavisión y se retransmiten ahora por el Canal Educativo, ¿es necesario y merece esa reiteración?.

Las propuestas cinematográficas, generalmente buenas, se pasan después de las 10 y 30 ¿Por qué hay que pasar los musicales antes? ¿Eso es una regla?. Así podría seguir con ejemplos: ¿Por qué La Pupila Asombrada se transmite tres veces a la semana? …reiterar no es repetir.

En los musicales en horarios estelares ¿se tiene en cuenta el público mayoritario de la tercera edad?. El de la primera anda en la wifi o viendo las propuestas de ese canal alternativo que es el Paquete, y ya casi hasta también en youtube, porque adolescentes y jóvenes son nativos digitales.

No deseo estar en la piel de quienes son responsables de la parrilla, porque es difícil. Cada televidente quiere “su” programación, por eso he insistido en muchas oportunidades en el respeto de los horarios y en que no compitan para atraer públicos similares programas en diversos canales.

En fin (no el mar) creo que existe una buena cantidad de programas que podrían conformar propuestas interesantes y cultas para los televidentes, que armarían su programación a partir de sus cosmovisiones personales y eso sin gastar… un solo centavo.

(Tomado de http://www.tvcubana.icrt.cu)

Deja un comentario

Cubaperiodistas se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.