Los trabajadores de los medios que asistieron al Torneo Nacional de Softbol de la Prensa en Camagüey, tenían cada mañana en “Tinta al Medio” un boletín informativo que fue para todos como el periódico, el sitio web, o el noticiero que consultan cada día para amanecer informado y arrancar con la rutina productiva.

Antes de salir a batear la bola blanda, resultó común ver como los participantes en la justa leían este mini-diario, mientras disfrutaban de una taza de café, o se encontraban en una escalera, en las guaguas, en los terrenos, en las habitaciones, en disímiles espacios.

La publicación, impresa en la Universidad de Camagüey y confeccionada por estudiantes de Periodismo de esa institución, periodistas softbolistas, e ingenieros informáticos, brindó estadísticas individuales, resultados de los partidos, la tabla de posiciones y detalles de las actividades extradeportivas.

Tinta al Medio permitió además, homenajear a personalidades fallecidas como Antonio Moltó Matorrel, Jorge Luis Valdés Rionda y Alejandro Pacín Mérida, fieles defensores de estos certámenes; así como resaltar los testimonios de jugadores y árbitros destacados y fundadores.

“No se concibe un evento de periodistas sin cobertura, así que esta es la primera vez que tenemos una publicación así y las venideras sedes deben aplicar la misma idea cuando desarrollen nuevos torneos”, aseguró Ricardo López Hevia, actual presidente de la Liga de Softbol de la Prensa, durante el Taller celebrado el viernes en la tarde.

Por su parte, en ese mismo intercambio, Aixa Hevia, vicepresidenta primera de la Unión de Periodistas de Cuba (Upec), felicitó al equipo de prensa que preparó este material y que colaboró igualmente con el portal de Cubaperiodistas.cu; así como al camarógrafo Yaniel Espino y al periodista Randol Medina por sus reportes para la Televisión Nacional y el Telecentro de Camagüey.

Yusary, Rafael, Alejandro García, Roberto, Dione, Alejandro Ramos, Raúl y Alexei, fueron los dueños desinteresados de la pluma, la fotografía y el diseño; Orlando se encargó de la transportación; mientras que la Universidad de Camagüey permitió la impresión de los boletines, un proceso que concluyó por lo general pasada las 12 de la noche.

Texto y fotos: Alexei Nápoles González

Ver además

De nuestra prensa/ Ilegalidades con la Wifi

A la espera de un marco regulatorio, convivimos con conexiones inseguras

One comment

  1. Ni que lo digan muchachos, tarde que imprimiamos pero con gusto y con buen tabajo de su parte, saludos

Comentarios

Cubaperiodistas se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.