Mildred de la Torre Molina, Premio Nacional de Historia 2016, distinguida con la Roseta de la Ciudad de Cienfuegos. / Foto: Efraín Cedeño

Mildred de la Torre Molina, Premio Nacional de Historia 2016, recibió el pasado viernes en Cienfuegos La Roseta de la Ciudad, máxima distinción que confiere la Dirección Provincial de Cultura en el territorio.

El reconocimiento ponderó la contribución de la destacada profesora e investigadora al desarrollo de la historia y cultura en el país, así como sus lazos familiares con el periodista y ensayista cienfueguero Miguel Ángel de la Torre, a quien se dedica el habitual Encuentro Nacional de la Crónica, ahora en su XII edición.

Tras la entrega de la “Roseta” en el Salón de Protocolo de la Asamblea Provincial del Poder Popular, la Doctora en Ciencias Históricas evocó los años de su primera infancia en Cienfuegos. “Aquí empecé a amar a Cuba, la sufrí y me hice revolucionaria a los 12 años. Esta urbe penetró en mí y nunca he podido desgarrarme de ella”.

Varios artículos, monografías y publicaciones avalan los aportes de Mildred de la Torre Molina a la historiografía nacional, siendo una autora de referencia para el estudio de los procesos políticos acontecidos en Cuba durante el siglo XIX. Entre sus textos más relevantes figuran El autonomismo en Cuba (1997) y Conflictos y cultura política. Cuba 1878-1898 (2006).

Al término de la ceremonia, Mildred, emocionada, obsequió a los cienfuegueros el detalle de sus palabras. “El aire de esta ciudad, su mar, su gente… está en mí. Téngame como una hija”.

Roberto Alfonso Lara / Periódico 5 de Septiembre

Ver además

Diez días de puro cine latinoamericano

La película de mi vida, del brasileño Selton Mello, fue apreciada en la apertura del 39 Festival

Comentarios

Cubaperiodistas se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.