A cien años del natalicio del periodista, revolucionario y expedicionario del yate Granma, Félix Elmusa Agaísse,  el periodista, poeta, músico y acucioso investigador de la vida y obra del patriota, Luis Hernández Serrano nos entrega La crónica inconclusa, un amplio, profundo y revelador acercamiento a la poca conocida historia del mártir que caracteriza la condecoración más alta con la que se reconoce la labor destacada de los periodistas y trabajadores de los medios de prensa.

No es la primera obra que Luis dedica a recordar la trayectoria de Félix Elmusa. En 1999 la Editorial Pablo de la Torriente, de la Upec,  publicó El  quinto expedicionario, un primer intento por divulgar aspectos de la vida de Elmusa. Ahora, con este nuevo título el autor confiesa que ha enriquecido parte del contenido del primero y que en realidad es otra obra con una docena de materiales nuevos.

¿Por qué La crónica inconclusa?

‘’Félix había prometido escribir la crónica de la travesía de la expedición del Granma  cuando llegaran a Cuba, en la que  narraría las viscisitudes, acciones de heroísmo y entrega de sus protagonistas comprometidos a luchar hasta derrotar la dictadura y establecer un estado verdaderamente libre y soberano”, explica Luis y agrega:

‘No pudo completar la crónica, quedó inconclusa. En esta nueva aproximación a la trayectoria de Félix Elmusa he incluido importantes reportajes poco conocidos y curiosos vinculados con el propio Elmusa, con los crímenes de la tiranía en la década del 50, con la expedición del Granma, el desembarco, con la estancia de los padres de Fidel y Raúl, en un hospital habanero de mi municipio natal durante 90 días. Contiene otros textos muy valiosos, incluso escritos por el Comandante en Jefe sobre aquella gesta; o el que trata sobre el expedicionario que pidió a Fidel regresar a su casa cuando llegaran a Cuba y que el doctor Julio Martínez Páez, que fue el primer médico que se incorporó a la lucha en la Sierra Maestra, lo ocultó en su casa’’

Una docena de fotos completan el contenido del libro, cuya presentación está anunciada para este 24 de noviembre,  en la Casa de la Prensa, sede de la Unión de Periodistas de Cuba, una oportunidad para recordar y rendir el mejor tributo al profesional consecuente con sus principios, que supo interpretar la realidad de la época que le tocó vivir y buscó su lugar del lado de los que ‘aman y construyen’.

La crónica inconclusa tiene el prólogo del periodista de Juventud Rebelde Enrique Milanés León, y a la presentación está invitado el presidente de honor de la Upec, Tubal Páez Hernández, quien  estimuló y escribió el prólogo del primer intento biográfico sobre el también miembro del Estado Mayor, de la expedición del Granma, del hijo del palestino Esaad.

Cuando se repasan estos dos libros, que muestran una visión integradora de la vida, la obra y los conceptos sociales y revolucionarios de Félix Elmusa, nos remitimos casi automáticamente a frases de Martí, que nos parecen atinadas para reflejar, en síntesis lo que se extrae de los textos dedicados por Luis Hernández al periodista consagrado que fue Félix Elmusa, cuando expresó: Donde escribió, grabó. Donde censuró, curó. Lo que imitó, realzó.

Pablo Noa Noa /  Editorial Pablo de la Torriente

Ver además

La AHS otorga premio “Maestro de Juventudes”

La Asociación Hermanos Saíz (AHS) hizo entrega este jueves del premio Maestro de Juventudes, máxima condición que otorga la organización juvenil.

Comentarios

Cubaperiodistas se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.