Integrantes del panel Entornos laborales en los campos de la información, el periodismo y la comunicación, en ICOM 2017

Propuestas para universidades más innovadoras y acercadas a las dinámicas reales de la  sociedad confluyeron en el panel Entornos laborales en los campos de la información, el periodismo y la comunicación, durante el IX Encuentro Internacional de Investigadores y Estudiosos de la Información y la Comunicación.

Moderado por el decano de la Facultad de Comunicación (Fcom) de la Universidad de La Habana, Raúl Garcés Corra, los panelistas Alfonso Gumucio Dagron, Juan Fernando Muñoz Uribe, Carlos César Torres Páez, Sara García Santamaría y Ailín Martínez Rodríguez, también ofrecieron un diagnóstico sobre la realidad en diferentes países de los entornos laborales a los que se enfrentan los egresados de estas disciplinas.

Ailín Martínez Rodríguez, jefa del Departamento de Ciencias de la Información de Fcom, habló acerca de la construcción del nuevo plan de estudio de las tres carreras de la facultad, para el cual se tomó en cuenta la implicación creciente de los profesionales de la información y la comunicación en la administración pública; otro elemento distintivo es la potenciación de competencias para que puedan llevar a cabo un desarrollo sostenible de la sociedad y resolver problemas tanto comunicacionales como informacionales.

Según Martínez Rodríguez,  tres escenarios facilitarían lo antes expuesto: un diálogo constante entre el mercado laboral y la formación de los estudiantes; tener en cuenta los criterios del mercado laboral desde la implementación de los programas académicos; y la participación de expertos provenientes de ese mercado laboral como docentes y transmisores de experiencias prácticas.

El colombiano Juan Fernando Muñoz Uribe, presidente de la Federación Latinoamericana de Facultades de Comunicación Social, expuso que los vertiginosos cambios tecnológicos de las últimas décadas han supeditado al periodismo a abrirse a múltiples contextos simultáneos y variadas realidades, donde se vayan perdiendo los tabúes de la territorialidad.

La realidad ha obligado a los medios a comprender la necesidad de entender esa lógica para poder sobrevivir, explicó el teórico. Quien argumentó también, la necesidad de formar profesionales que incorporen nuevas competencias en las maneras de hacer, no solo subordinadas a lo técnico y estructural, sino al uso de los instrumentos para alcanzar el propósito periodístico.

“Hay que establecer un diálogo de saberes dentro de las mismas universidades. Determinado por la sinceridad, debemos trascender el ejercicio de entender al otro”, concluyó

Por su parte, Sara García Santamaría, investigadora del Departamento de Estudios de Periodismo de la Universidad de Sheffield, en el Reino Unido, habló sobre los cambios en el diseño de la información que ha propiciado la generación de productos periodísticos para el mundo digital.

García Santamarina explicó que en Inglaterra la formación de los profesionales de la comunicación está encaminada a potenciar habilidades que satisfagan, sobre todo, el campo laboral, pues hay pocas asignaturas destinadas a formarlos como intelectuales.

Desde su punto de vista, los nuevos periodistas deben ser capaces de adaptarse a diferentes contextos, de pensar críticamente y de agregarle valor informativo a cada producción.

El boliviano Alfonso Gumucio Dagron, manifestó que los centros de altos estudios en el mundo han limitado las investigaciones en estos tópicos, y compartió la propuesta de la comunicación como proceso no como mensaje, donde se trabaje con la gente de las comunidades en la sostenibilidad del desarrollo local. En ese sentido, subrayó lo vital de construir un triángulo entre el Estado, la academia y la sociedad.

Mientras, Carlos César Torres Páez, de la Plataforma Articulada para el Desarrollo Local (PADIT), refirió que la Universidad debe aprender “haciendo”, así como  salirse más allá de sus predios, para más allá de su tradicional enfoque asistencialista, insertarse en los cambios que se necesitan en las sociedades.

Asimismo, abogó por un rol proactivo y estratégico de la academia en la incorporación de la participación ciudadana y de todos los actores sociales vinculados al desarrollo de las comunidades.

También, recalcó que la generación de conocimientos debe asirse a nuevos paradigmas que  respondan a las lógicas actuales de las necesidades sociales, con una visión del mejoramiento territorial como un proceso de construcción colectivo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ver además

Carlos Bastidas Argüello: último periodista asesinado en Cuba

El crimen ocurrió en 1958, luego que a principios de mayo el ecuatoriano Carlos Bastidas

Comentarios

Cubaperiodistas se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.