El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, bloqueó este jueves la publicación de archivos clasificados, y ahora considerados sensibles, sobre el asesinato en 1963 del exmandatario de este país John F. Kennedy (JFK).

Según funcionarios de la Casa Blanca, citados sin identificar por medios locales de prensa, tal decisión se debió a preocupaciones de seguridad de agencias gubernamentales, principalmente el Buró Federal de Investigaciones (FBI) y la Agencia Central de Inteligencia (CIA).

Trump, agregaron las fuentes, ordenó la revisión de dichos documentos durante los próximos 180 días con el fin de volver a pronunciarse sobre el tema y quizás sacar algunos a la luz pública a finales de abril de 2018.

Al mismo tiempo, el gobernante decidió la divulgación de dos mil 800 registros acerca del asunto, los cuales estarán disponibles en el sitio web del Archivo Nacional.

Este jueves, investigadores de teorías conspirativas, amantes de la historia y público en general aguardaban ansiosos la divulgación de todos los documentos clasificados.

Ante la noticia de la supuesta revelación, se generaron diversas expectativas teniendo en cuenta la posibilidad de descubrir más sobre uno de los mayores misterios de la historia norteamericana.

La largamente esperada versión de archivos de JFK tendrá lugar mañana. ÂíTan interesante!, escribió ayer Trump en su cuenta personal de la red social Twitter.

Sobre el hecho del 22 de noviembre de 1963 existen cinco millones de páginas en poder de la Administración Nacional de Archivos y Registros, el 88 por ciento de las cuales ya se desclasificó y el 11 por ciento se ha difundido por partes.

El uno por ciento restante debía salir a la luz este jueves, en respuesta a una legislación aprobada por el Congreso en 1992 luego de que la película JFK, del realizador Oliver Stone, generara gran atención con su teoría de una conspiración gubernamental.

Tal normativa, la Ley de Recopilación de Documentos del Asesinato del Presidente John Fitzgerald Kennedy, determinó que todos los materiales relacionados con el magnicidio ocurrido en Dallas, Texas, deberían difundirse en un período de 25 años, plazo que se cumple este 26 de octubre.

De acuerdo con algunas estimaciones, de las 113 mil páginas que debían conocerse hoy un tercio corresponde a la CIA e igual cantidad al FBI, mientras el resto pertenece a organismos gubernamentales y comisiones de investigación del Congreso.

La versión oficial apunta que el autor del homicidio del entonces presidente demócrata fue Lee Harvey Oswald, quien a su vez fue asesinado dos días después por el empresario de clubes nocturnos de Dallas Jack Ruby.

En 1964, la Comisión Warren determinó que Oswald fue un asesino solitario, y otra investigación del Congreso en 1979 no halló evidencia para respaldar una teoría de que la CIA estuvo involucrada, pero hasta el presente muchas personas dudan de esas conclusiones y abundan criterios conspirativos.

Fuente: Cubadebate

Ver además

A la venta pasaportes para el 39 Festival del Nuevo Cine Latinoamericano

El Comité 0rganizador del XXXIX Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano anunció que de este

One comment

  1. A quedado al desnudo ahora, con la desclasificación de parte de los documentos que indudablemente EUA tenía planes de invadir a nuestra isla incluso después de la muerte de Kennedy, en reiterados eventos las autoridades norteamericanas negaron dichos planes los cuales han sido conocidos por la opinión pública internacional en estos momentos.

Comente

Cubaperiodistas se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.