Desde que era niño le gustaba pintar a la gente. Dibujó a sus amigos, a sus maestros, a sí mismo frente a un espejo.

Mientras el joven camagüeyano Roberto Carlos Serrano Prieto relata su historia, que muchos de sus amigos han conocido a través de las redes sociales, veo en su mirada la perspicacia de los que estudian Periodismo. Pero él no pregunta sobre Metodología, o Historia del Pensamiento Político. Solo responde.

“Además de pintar me gustan otras cosas: la geografía, el deporte. No me he tomado el dibujo como algo serio, es un pasatiempo, algo que disfruto practicar. Incluso mi hermano también lo hace… a lápiz”.

“Un día, en el pre, estábamos en el turno de Computación y pensé ´si ya estoy dibujando sobre un papel, por qué no hacerlo en el Paint´. Yo lo conozco desde que estaba en primaria y veía que era muy difícil dibujar. Soy zurdo y el mouse se coge con la derecha. Eso me costaba trabajo. En la Universidad de Camagüey he practicado mucho y ya logro dibujar con las dos manos”.

-Yo también soy zurda, y no me imagino haciendo dibujos en el Paint. ¿Cómo lograste tener esa destreza para llevar a la computadora todo lo que hacías en el papel?

– “Bueno, las primeras caricaturas que hice en el Paint fueron algunas que ya tenía en el papel, por ejemplo, lo que hacía en el aula con los mismos profesores. Los dibujaba escondido para que ellos no se dieran cuenta y así poder tener los gestos en la cara, la forma de pararse, de mover las manos. Eso lo hacía en papel y después iba al laboratorio de la facultad y ahí como cosa mía en primer año, comencé”.

“Vi que el Paint te da la posibilidad de tener esos colores, el terminado, el relleno, que puedas borrar y no se haga un manchón que te pueda salir después. Empecé con trazos brutos, feos, pero poco a poco hice los círculos, mejoré el pulso. Algunos muchachos no se lo creen, piensan que tengo un pulso tremendo, pero en realidad si eres un buen dibujante y te gusta, lo logras”.

– ¿A través de qué medios has podido publicar tus trabajos?

– “En el primer año de la carrera, cuando llegó el día del educador, me propuse hacer a los profes que en el primer semestre nos impartían clases. Hablé con los muchachos de tercero, que ya pasaron a quinto, para imprimirlas y entregárselas como regalo. Fue tremenda sorpresa, ninguno se lo esperaba. Algunos habían visto su caricatura, pero no así, en el papel. En realidad la idea era sacarlas a color, pero tuvimos que hacerlo en blanco y negro”.

“Después, como iniciativa del diseñador del semanario Adelante, quien es caricaturista, me invitaron a una exposición en la sede de la Unión de Periodistas en Camagüey durante la Jornada de la Prensa. Ellos me encargaron que hiciera mis caricaturas y las imprimiera a color. Luego las enmarcaron y se expusieron. En el periódico Adelante, hecho completamente por los estudiantes durante esa fecha, salió publicado un resumen de la exposición en la página 8”.

“Mis amigos me sugirieron que hiciera un blog sobre la caricatura. Al principio publiqué las que había hecho, y después pensé en hacer mis trabajos sobre historias impactantes. El blog se llama Painteando en Cuba, con una palabra que es inventada y que expresa la acción de dibujar en el Paint. Lo hice en gerundio porque pienso no acabarla. El otro día leí que la aplicación iba a ser retirada del mercado, y me asusté. Pero después vi que será sustituida por el Paint 3D, que permite perfeccionar la herramienta”.

– ¿Qué opinas sobre la caricatura cubana actual?

-“Pienso que la caricatura debe rescatarse en los medios cubanos. Para eso voy a hacer mi tesis de licenciatura sobre la caricatura en los medios impresos de Camagüey durante la década del 80. Cuando el Adelante era un diario tenía unas separatas que eran como tiras de cómics de caricaturistas que estuvieron aquí”.

“El periodismo gráfico puede ayudar a reflejar los problemas sociales siempre que tenga una intencionalidad. La caricatura debe tener un lenguaje claro, para que la persona pueda pensar, a veces reír, pero sobre todo, reflexionar”.

Ver además

Cuba, las drogas y los nuevos desafíos

Autoridades d e los ministerios del Interior,  Educación y Salud Pública, así como de la

Comentarios

Cubaperiodistas se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.