El grupo de investigación estadounidense eMarketer informó este miércoles que una nueva generación de usuarios en las redes sociales, con edades entre 12 y 17 años, no se uniría a Facebook, lo que dejaría una cantidad de usuarios de 14,5 millones de usuarios este año, por debajo de los 15,8 millones de adolescentes que utilizan Snapchat.

A pesar de que las cifras están muy próximas, las investigaciones revelan que la capacidad de Snapchat para llegar cada día a más jóvenes entre los 13 y 24 años podría ser una ventaja para ciertos publicistas, como los estudios de cine o los minoristas que promocionen un producto.

“La buena noticia para Snap (propietario de Snapchat) es que continua creciendo. La mala noticia es que Facebook es una red social grande y poderosa, por lo que Snapchat seguirá existiendo, pero a su sombra”, anunció Debra Aho Williamson, analista de eMarketer.

Por otra parte, según los datos de la investigadora, mientras se espera que Snapchat aumente su número de usuarios entre los 18 y 24 años, que este año llegan a los 24,4 millones frente a los 23,5 millones de su principal competidor, Instagram es un adversario a tener en cuenta con 22,1 millones usuarios en esa franja de edad.

“Snapchat es una aplicación adictiva para los adolescentes y jóvenes adultos, que miran una y otra vez a lo largo del día. También les gusta que el funcionamiento de Snapchat sea un poco más difícil de entender entre los más mayores”, explica Aho Williamson.

Sin embargo, los inversores mantienen su entusiasmo por Facebook, ya que se reporta un aumento del 36 por ciento en las acciones este año, ya que sigue superando las expectativas de ingresos y beneficios.

Fuente: Telesur

Ver además

Inaugurada exposición de portadas de Alma Mater

Este lunes 20 de noviembre tuvo lugar la inauguración de una exposición de las mejores

Comente

Cubaperiodistas se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.