Juventud Rebelde: aprendiendo en verano

Como anunciamos semanas atrás en nuestro suplemento de humor de Juventud Rebelde, del 7 al 11 de este caluroso agosto celebramos el curso Clínica de Humor II para aquellos interesados en conocer las interioridades del humor gráfico o simplemente para pasarla bien, y a la vez superarse.

Gracias a Juventud Rebelde y a los colegas que invitamos, todos los días un fiel colectivo de estudiantes llegó hasta la galería Pancho Vázquez de nuestra editora para escuchar experiencias y descubrir detalles de diferentes procesos creativos relacionados con este género de las artes plásticas y el periodismo. Una panorámica de lo que se ha publicado en Juventud Rebelde desde el punto de vista del humor fue la primera clase, ofrecida por este escribidor, mientras Jorge Alberto Piñero (JAPE) dio detalles de la construcción de personajes y de su famoso Floro, que aparece los domingos en su columna del dedeté.

El martes nuestro conferencista  Humberto Lázaro Miranda (LAZ) demostró cómo hacer caricatura personal y expuso una panorámica del género a nivel global. Muchos de los alumnos llegaron a casa ese día con su caricatura de LAZ.

El único Doctor presente en la Clínica, ARES, dedico su tiempo, el miércoles,  a develar detalles de su amplia creación y de los pormenores de este arte, en más de dos horas una amplia carpeta de trabajos personales fue compartida con el atento público que también quedó actualizado sobre salones internacionales de humor y de cómo anda este género a escala internacional.

Desde San Antonio del Humor, San Antonio de los Baños,  llegó el jueves el ceramista Mandy para así incluirle al curso una variedad temática bien interesante. Junto a una amplia demostración de su obra humorística en barro, Armando fue develando su formación como artista y dio detalles  interesantes de su proyecto comunitario Barro sin berro que en su propia cuadra vincula a los vecinos a producir y conocer las interioridades de la alfarería. Isel Chacón, directora del Museo del Humor, también invitada a nuestra clínica, reconoció los aportes de Mandy al humor ariguanabense y a las actividades del museo. Igualmente actualizó a los allí reunidos sobre las actividades  que este centro cultural tiene  en agenda para lo que resta del año. El esfuerzo de ambos por llegar hasta el dedeté fue reconocido por todos.

Cerrando el viernes nuestro curso, un catedrático del género nos impartió la conferencia Humor y Diseño, especialidades afines que explicadas en la voz del profe Berazaín se comprendieron mucho mejor. En más de cincuenta diapositivas, el Bera demostró como el diseño nos rodea y es parte de nuestra cotidianidad. El profe del Instituto Superior de Diseño agradeció al dedeté, la oportunidad de compartir sus saberes con parte del público lector y con los colegas. Hablando de colegas, una oportunidad tan interesante como esta nuevamente fue desaprovechada por muchos. La superación es indispensable para el acto creativo.

La modalidad de aprovechar la etapa vacacional para superarse no es nueva, pero sí al menos para nosotros en Juventud Rebelde. A pesar de los inconvenientes como el calor y la distancia considero que fue altamente provechoso este curso, el que ya se planifica repetir para el año entrante. Algo revolucionario en esta ocasión fue la oportunidad de trasmitir en vivo por la red social Facebook algunos momentos de estas clases, las que fueron apreciadas por colegas fuera de fronteras y un público más amplio. Las conclusiones del taller fueron realizadas por Yailín Orta, directora de Juventud Rebelde y el compañero Alberto Alvariño, vicejefe del Departamento Ideológico del Comité Central.

Adán Iglesias / JR

Deja un comentario

Cubaperiodistas se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.