El secretario del Consejo de Seguridad de Rusia, Nikolái Pátrushev, dijo que Occidente se empeña en consagrar en el ámbito de la información el derecho del más fuerte.

“Hay un claro conflicto de posiciones en el mundo: las naciones de Occidente tratan de imponer a los demás sus reglas del juego en el espacio informativo, consagrar allí el derecho del más fuerte y encontrar una justificación legal al posible uso de la fuerza”, afirmó Pátrushev, quien se encuentra de visita en Pekín, la capital de la República Popular China.

Prueba de ello, en opinión del funcionario ruso, es que la OTAN reconoció la información en calidad de nuevo entorno operativo.

Pátrushev se reunió en Pekín con sus colegas del Grupo BRICS, los altos cargos de seguridad de Brasil, India, China y Sudáfrica

Las naciones BRICS, según Pátrushev, asumen una postura diferente, abogan por la prevención de conflictos y el no uso de la fuerza en la esfera de la información.

Fuente: Sputnik News

RUSIA RESPONDE ANTE AGRESIVIDAD DE EE.UU.

Moscú ha comunicado a Washington que tiene que reducir su personal diplomático en Rusia hasta las 455 personas, y ha desautorizado el uso de unas instalaciones de almacenamiento y de una propiedad de la Embajada de EE.UU. en la capital rusa.

La medida de represalia se produce después de que el Congreso aprobara nuevas sanciones contra Rusia.

“Rusia suspende el uso de todas las instalaciones de almacenamiento en la calle Dorozhnaya, así como de una mansión en Serébriany Bor, en Moscú, a la Embajada de Estados Unidos en Rusia a partir del 1 de agosto”, reza un comunicado publicado en la página de la Cancillería rusa.

“EE.UU. utiliza el pretexto absolutamente inverosímil de la interferencia de Rusia en sus asuntos internos para llevar a cabo una tras otra acciones groseras antirrusas”
Ministerio de Exteriores de Rusia

Por otro lado, Moscú comunica a Washington que tiene de plazo el 1 de septiembre para reducir el número de diplomáticos y técnicos que trabajan en la Embajada de EE.UU. en Moscú, así como en los Consulados Generales de San Petersburgo, Ekaterimburgo y Vladivostok, a 455 personas, en correspondencia exacta con el número de diplomáticos y miembros del personal técnico ruso que trabajan en EE.UU.

La Cancillería advierte de que se reserva el derecho de adoptar otras medidas recíprocas que puedan afectar a los intereses de EE.UU. en caso de nuevas acciones unilaterales de Washington.
“Las nuevas sanciones confirman la agresividad extrema de EE.UU. en los asuntos internacionales”

Según el Ministerio, la aprobación en el Congreso de EE.UU. del nuevo proyecto de ley que amplía las sanciones contra Moscú “confirma una vez más la agresividad extrema de EE.UU. en los asuntos internacionales”. “Con el pretexto de su ‘excepcionalidad’, EE.UU. ignora arrogantemente las posturas e intereses de otros Estados”, denuncia el comunicado.

La Cancillería subraya que Moscú ha estado y está haciendo “todo lo posible para normalizar las relaciones bilaterales” y desarrollar la cooperación con EE.UU. en los principales problemas de la agenda internacional. A su vez, Washington utiliza “el pretexto absolutamente inverosímil” de la interferencia de Rusia en sus asuntos internos para llevar a cabo “una tras otra acciones groseras antirrusas”, que son contrarias a los principios del derecho internacional.

La nueva ley de sanciones “ha demostrado claramente” que las relaciones con Rusia se han convertido en “rehén de la lucha política en EE.UU.”, afirma el comunicado. Además, el Ministerio ruso de Exteriores agrega que la nueva ley estadounidense tiene como objetivo crear, a través de herramientas políticas, “ventajas competitivas injustas para EE.UU.en la economía mundial”, lo cual es un “chantaje” que amenaza a muchos países y negocios internacionales.

Finalmente, el Ministerio de Exteriores ruso destaca que, a pesar de los constantes ataques de Washington, Moscú ha estado actuando “de manera responsable y con moderación” y ha evitado hasta este momento responder a “las provocaciones evidentes” de Washington. Sin embargo, los acontecimientos recientes “indican que la rusofobia y la política de confrontación abierta con nuestro país ha arraigado en ciertos círculos de EE.UU.”, se lamenta la Cancillería rusa.

El mandatario ruso, Vladímir Putin, ha aprobado las medidas anunciadas por el Ministerio de Exteriores en respuesta a las sanciones de EE.UU., según ha informado el portavoz presidencial, Dmitri Peskov.

Peskov ha explicado que Moscú ha decidido no esperar que el proyecto de ley sea firmado por Donald Trump, porque la aprobación del Senado equivale a que la decisión está tomada.
“Las nuevas medidas solo son los primeros pasos”

Las medidas tomadas por la Cancillería rusa son solo “los primeros pasos” en respuesta a la aprobación por el Congreso y el Senado de EE.UU. de nuevas sanciones contra Rusia, ha asegurado a RIA Novosti el vicepresidente del Comité para la Defensa y Seguridad del Consejo de la Federación (Cámara Alta del Parlamento ruso) Frants Klintsévich.

Según el senador ruso, en el futuro se podrían adoptar una serie de medidas políticas, incluida la prohibición de entrada en Rusia a los miembros del Senado y el Congreso de EE.UU. que votaron a favor de la aprobación de la ley sobre las sanciones contra Moscú. Este conjunto de medidas “puede incluir cosas bastante inesperadas”, ha aseverado Klintsévich.

A su vez, el presidente del Comité de Asuntos Internacionales de la Duma Estatal rusa , Leonid Slutski, ha calificado las medidas introducidas por Moscú como “justas y adecuadas”. Slutski ha agregado que durante mucho tiempo Rusia ha estado llamando a EE.UU. al sentido común, pero “Washington no le ha hecho caso”.

Fuente: Actualidad RT

 

Ver además

Carlos Alberto Ávila Araújo: Nos interesa dialogar con Cuba

En el contexto del ICOM 2017, el profesor Carlos Alberto Ávila Araújo comentó sobre los estudios de la comunicación en Brasil, sus particularidades, perspectivas y diferencias con el sistema cubano.

Comentarios

Cubaperiodistas se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.