Detrás de la violencia extrema desatada en Venezuela está la oposición de ese país, que cuenta con apoyo yanki y de oligarquías vasallas de América Latina

Las Cancillerías de México y de Colombia negaron enfáticamente que colaboran con la Agencia Central de Inteligencia (CIA) en el derrocamiento del Presidente constitucional de Venezuela, Nicolás Maduro.

“El Gobierno de México, por conducto de la Secretaría de Relaciones Exteriores, rechaza de manera categórica la información difundida en el sentido de que México trabaja con otros países para afectar al Gobierno de Venezuela”, divulgó la administración de Enrique Peña Nieto. Desde Bogotá, la Cancillería subrayó que “Colombia jamás ha sido un país intervencionista”.

Los medios norteamericanos apenas han prestado atención a este gravísimo incidente, entretenidos con la difícil tarea de convertir en pacifistas a los opositores venezolanos y con los escándalos domésticos que protagoniza cada día el Presidente Donald Trump.

El diario The Independent, que hizo la tarea profesional, afirmó que la CIA no ha respondido las preguntas de periodistas que pidieron una reacción sobre las declaraciones de Pompeo acerca de Venezuela. El medio británico aseguró que las palabras del director de la Agencia en Aspen “establecen una de las pistas más claras sobre la última intromisión de Washington en la política de América Latina”.

Un portavoz del Departamento de Estado, donde circulan rumores de que el Secretario Rex Tillerson va a abandonar el cargo, se negó también a confirmar a la prensa si Estados Unidos estaba tratando de cambiar el gobierno de Venezuela, como declaró Mike Pompeo en el Foro de Seguridad de Aspen Institute.

Mike Pompeo, director de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) norteamericana

¿Quién es Mike Pompeo?

Empresario y representante del ala más radical y conservadora del Partido Republicano, Mike Pompeo se ha granjeado una carrera en la comunidad de inteligencia que no escapa de la polémica y del mundo del negocio armamentístico y petrolero.

Su confirmación como director de la CIA en 2016, posterior a la nominación del presidente Donald Trump, generó opiniones encontradas en el Senado debido a sus polémicas declaraciones y su postura confrontativa con respecto a Hillary Clinton. Con 66 votos y 32 en contra fue juramentado como nuevo director de la CIA de la Administración Trump.

Es reconocido en EEUU por su trayectoria en asuntos de seguridad nacional que incluye la creación de una empresa militar en el sector aeroespacial denominada Thayer Aerospace and Private Security, la cual obtuvo contratos de Boeing para la construcción de aviones y plataformas aeronáuticas a finales de los 90.

En 2006 vendió su participación en dicha empresa y fundó la empresa petrolera oriunda de Kansas, Sentry International, de la cual es presidente actualmente. Esta empresa ha tenido una rápida expansión desde 2003 (año de su fundación), centrando sus negocios en la venta de plataformas de perforación en China, Canadá y en Estados Unidos, sobre todo en zonas donde se practica fracking extensivo como Texas y Oklahoma.

Según datos suministrados por Open Secrets, el ciclo 2016–2017 de campañas electorales de Mike Pompeo también contó con el apoyo financiero de ExxonMobil, ampliando sus nexos y vinculaciones con el negocio petrolero estadounidenses y sus intereses más allá de dichas fronteras.

Sus declaraciones en el Foro de Seguridad auspiciado por el Aspen Institute en Colorado sobre el trabajo en conjunto que está realizando la CIA con Colombia y México para generar un “cambio de régimen” (eufemismo de golpe de Estado) en Venezuela, no sólo reafirma la tradicional incursión del aparato de inteligencia estadounidense en derrocar gobiernos contrarios a Washington (como Allende en Chile y Arbenz en Guatemala), sino las corporaciones que ubican el país con las mayores reservas de petróleo del mundo como estratégico para EEUU.
Mike Pompeo declaró qeu la CIA tiene una alianza con México y Colombia para derrocar a Nicolás Maduro. Luego esos países le desmintieron. Foto: EFE.

El Aspen Institute es financiado por la Fundación Ford y Rockefeller, y en su mesa de consejeros participan Madeleine Albright y Condoleezza Rice, secretarias de Estado y criminales de guerra durante las gestiones de Bush hijo y Bill Clinton.

Reconocido como un dirigente de línea dura del Partido Republicano, se opuso en su momento al acuerdo nuclear entre EEUU e Irán durante la Administración Obama. Además ha defendido el programa de tortura de la CIA, los programas de espionaje de la NSA y que la cárcel de Guantánamo continúe abierta, incluyendo la solicitud de pena de muerte para Edward Snowden.

Con relación a Venezuela esta sería la segunda declaración de Mike Pompeo. El pasado 11 de mayo declaró que “el riesgo de que estos colectivos actúen fuera de control aumenta cada minuto. Hay muchas armas circulando en Venezuela y el riesgo es increíblemente real y serio, y una amenaza para Suramérica, Centroamérica y no sólo en Venezuela”, complementó el director de la CIA.

Lo acompañó el director de seguridad nacional Dan Coast, quien afirmó: “el impopular Gobierno autocrático de Venezuela recurrirá a medios cada vez más represivos para contener a opositores políticos y disturbios callejeros”.

No es la primera vez que la CIA — ya lo demostraron en Nicaragua, Yugoslavia, Siria y Libia, entre otros casos- acusa a un gobierno de estar fuera de la ley y de actuar bajo mecanismo irregulares en el control del orden público como una excusa para financiar y entrenar a grupos armados que utilizando estados fronterizos donde tienen centros de operaciones y bases militares.

Egipto fue para Libia e Isreal para Siria, lo que un escenario de guerra irregular sería Colombia para Venezuela.

En el marco de la “Hora Cero” anunciada por la oposición y a la luz de las declaraciones actuales y anteriores de Mike Pompeo sobre Venezuela, este escenario está más que latente. Mucho más si quien dirige el aparato de inteligencia estadounidense tiene nexos profundos con grandes corporaciones petroleras.

Fuente: Cubadebate

PRESIDENTE MADURO EXIGIÓ EXPLICACIONES PÚBLICAS

El Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, exigió explicaciones públicas e inmediatas a los gobiernos de EEUU, México y Colombia tras las declaraciones injerencistas del director de la Agencia de Espionaje estadounidense (CIA), Mike Pompeo, quien abiertamente confesó, que está en contacto con estos países, para destruir la democracia en Venezuela.

“Hoy, día de nacimiento del Libertador, le digo al gobierno de México y Colombia que aclaren suficientemente estas declaraciones del director de la CIA, en correspondencia tomaré decisiones de carácter político y diplomático ante esta osadía”, informó el Mandatario Nacional desde el estado Vargas, donde presidió la conmemoración de los 234 años del natalicio del Libertador Bolívar, los 194 años de la Batalla Naval de Maracaibo y el Día de la Armada Nacional Bolivariana.

“Sé que no son los pueblos de México ni de Colombia, que nos aman, que no son los soldados colombianos ni mexicanos; sé que es una oligarquía apátrida que entrega a México y Colombia a los intereses del imperio”, precisó.

Comentó que este director de la CIA confesó sin tapujos, en una declaración televisada, que ese organismo de espionaje de EEUU coordina en colaboración directa con las autoridades nacionales mexicanas y colombianas, para derrocar al gobierno constitucional de Venezuela, para lograr la intervención que están planificando desde hace mucho tiempo.

“Nadie lo ha obligado a decirlo. Lo ha declarado por voluntad propia. Y ya conocemos declaraciones del mismo tenor en épocas anteriores, en el golpe de Estado de 2002 y en documentos similares cuando fue derrocado y asesinado el gran Salvador Allende en Chile de 1973”, alertó Maduro.

Explicó que las oligarquías latinoamericanas complotadas con EEUU, están desesperadas porque a México le quedan aproximadamente 5 años de reservas petroleras, y a Colombia cerca de 6 años.

“Agotaron sus reservas…y ellos pretenden que el petróleo de Venezuela le pertenezca al imperialismo y a la oligarquía en alianza”.

“El petróleo, el gas, el oro, la tierra y la riqueza de Venezuela le pertenecen a su único dueño: el pueblo soberano de la República Bolivariana de Venezuela. El único dueño”, sentenció, contundente.

“Así que le exijo que aclaren suficientemente las declaraciones del director de la CIA. Y le exijo al presidente Trump que aclare las palabras insolentes e intervencionistas de este director de la CIA, que se cree que son gobierno mundial. ¡Ese tiempo se acabó!”.

Confirmó que tal como ocurrió desde hace 200 años gracias a las batallas antiimperialistas de la época independentista venezolana y suramericana, el tiempo de los dueños coloniales, y de quienes se creían dueños del mundo, pasó y quedó bien lejos.

Ratificó que es un reto a la dignidad de los venezolanos y al honor de la república independiente que nos legaron los próceres.

“Y Venezuela tiene que demostrarlo esta semana….”, acotó sobre la semana decisiva rumbo a la elección de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) del 30 de julio.

“Digamos Independencia o nada. La Constituyente es garantía de paz y a Venezuela la gobernamos solo los venezolanos y las venezolanas”.

“Jóvenes, mujeres, hombres, militares de mi Patria, vamos a convertir esta semanas del 24 al 30 de julio en una semana heroica, de coraje, de valentía, de lucha y valores patrióticos”.

“Y el próximo domingo, llueva, truene o relampaguee, la Constituyente SÍ VA, por voluntad del pueblo, de la Patria profunda”.

Video:
Pdte. Maduro emplazó a Trump, Santos y Peña Nieto explicar confesiones de CIA en golpe a Venezuela
https://www.youtube.com/watch?v=Gy6W5sjJd8A

Fuente
http://vtv.gob.ve/venezuela-emplaza-a-gobiernos-de-eeuu-mexico-y-colombia-a-explicar-inmediata-y-suficientemente-confesiones-de-la-cia-sobre-planes-de-golpe/

Ver además

Carlos Bastidas Argüello: último periodista asesinado en Cuba

El crimen ocurrió en 1958, luego que a principios de mayo el ecuatoriano Carlos Bastidas

Comentarios

Cubaperiodistas se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.