El premio periodístico provincial de Santiago de Cuba lleva el nombre de la combatiente revolucionaria Gloria Cuadras

Santiago de Cuba no olvidará nunca la gallardía y valiente actitud de Gloria Cuadras de la Cruz aquel 31 de julio de 1957, cuando al frente de una representación de mujeres enfrentó a los esbirros del tirano Fulgencio Batista en el Parque Céspedes, de la urbe.

En ese conocido espacio público increpó al mismísimo verdugo José María Salas Cañizares, al cual golpeó demostrando la rebeldía de su pueblo por el vil asesinato de Frank País y Raúl Pujol un día antes en el Callejón del Muro.
Bastaría ese hecho para destacarla, pero ella hizo mucho más por la libertad de Cuba desde esta ciudad, que bien conoció de su bravura y pasos sigilosos en tiempos de clandestinaje, junto a Frank, Haydée Santamaría, Vilma Espín, Armando Hart, Pepito Tey, Tony Alomá y otros valientes.
Con esa hornada de jóvenes revolucionarios desempeñó un rol protagónico en el levantamiento armado de la urbe, el 30 de noviembre de 1956, para apoyar el desembarco del yate Granma que venía desde México con Fidel Castro al frente para ser libres o mártires, como había vaticinado.
Asumió la gran responsabilidad de ser una de las máximas organizadoras del Movimiento 26 de Julio junto a Frank, de quien expresó con infinita devoción de madre: “Lo quise como se quiere a un hijo, pero también lo respeté como el avezado jefe y buen combatiente que siempre fue”.
Gloria, quien falleciera el 26 de agosto de 1987, fue el enlace entre esa generación y la precedente, inmersa en una lucha que comenzó antes de la tiranía de Gerardo Machado.
Cuando el “Azno con garras” implantó el terror ella era una luchadora experimentada, como compañera de avatares de Antonio Guiteras.
Esta santiaguera se distinguía por sus convicciones muy sólidas e ímpetu poco común y cuando, por determinadas causas, se frustraban los anhelos libertarios no desmayaba ni un ápice su quehacer.
Su divisa era confiar siempre en el pueblo y en la fuerza de los buenos hijos de Cuba, así lo confesó muchas veces.
En los momentos en que los auténticos llegan al poder ella cree que la solución de la nación anda por buen rumbo; todo fue engaño, pero no se desanimó, se enroló otra vez, entonces para apoyar a Eduardo Chibás.
Con la muerte de Chibás -el hombre de la vergüenza contra el dinero- el Partido Ortodoxo va a la quiebra, pero Gloria busca nuevos derroteros y los encuentra en los jóvenes de la Generación del Centenario que atacaron el Cuartel Moncada con la guía iluminada de Fidel.
A la justa causa de esos valientes cubanos se entregó por completo, junto a su esposo Amaro Iglesias, y gracias a ellos y a otros compañeros de lucha se supo dónde estaban enterrados los muertos por los sucesos del ataque a la fortaleza el 26 de julio de 1953.
De su colaboración, expresó una vez la Heroína del Moncada Melba Hernández Rodríguez del Rey:
“Ellos cuidaron de nuestros gloriosos cadáveres hasta dejarlos depositados en Santa Ifigenia y siempre nos mandaron mensajes de que estaban bien cuidados y de que se les ponía flores. Siempre muy cerca de nosotros el pueblo de Santiago de Cuba y muy especial el caso ejemplar de esa luchadora que se llamó Gloria Cuadras.”
Fiel testigo y participante de las hazañas de la rebelde ciudad como responsable de Propaganda del M-26-7 en Santiago de Cuba, fue combatiente con las armas y la pluma en periódicos y emisoras de radio donde hacía llegar manifiestos revolucionarios en su condición de extraordinaria agitadora.

 

Aída Quintero Dip / ACN

Ver además

Carlos Bastidas Argüello: último periodista asesinado en Cuba

El crimen ocurrió en 1958, luego que a principios de mayo el ecuatoriano Carlos Bastidas

One comment

  1. Tuve el privilegio de conocerla, yo de niño, esposa de un primo hermano de mi abuela materna, conoci de sus avatares desde la epoca machadista, donde durante el gobierno de los 100 dias un Tio Abuelo materno fue el Secretario de Antonio Guiteras Holmes, su hermano Jose Lora Infante, director y periodista santiaguero fue ultimado a balazos en Octubre de 1930.

    Mi familia unida con ella por esos lazos de amistad y familiaridad afin, tuvimos ese gran privilegio, ademas compañera de lucha de un tio materno el Capitan del Ejercito Rebelde Idalberto Lora Sanchez, caido en combate en octubre de 1958.
    Gloria Cuadras siempre fue muy querida por todos los santiagueros y cubanos, de una gran modestia y sencillez.
    Les recordamos siempre con afecto y cariño

    Manuel

Comentarios

Cubaperiodistas se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.