La curiosidad, primero, y la preocupación, después, me llevaron a indagar un poco más allá de la noticia cuando supe que en la cercana provincia de Matanzas se había producido un temblor de tierra de una magnitud de 4,4 grados en la escala de Richter de un máximo de 6,9  –aunque hay otras para medirlos esta es la referida siempre que se habla de terremotos.

¿Qué tan fuerte fue, en términos comparativos, a otros de los nueve que se han sentido este año en Cuba? ¿Dónde han ocurrido? ¿Cuándo fue el último –si lo hubo—que tuvo a esa occidental provincia cubana como escenario? Para esas y otras interrogantes no encontré respuestas, al menos inmediatas.

Incluso un sitio web bien diseñado como Radio 26, de esa provincia, se limita a reproducir una nota publicada en el diario Granma, como si el fenómeno natural no hubiera ocurrido allí. Al menos hasta el momento de elaborar esta nota, un par de días después de la noticia, no hay reacciones, declaraciones, valoraciones y menos aún antecedentes.

Y es en ese ángulo de la información en el que me detengo para llamar la atención sobre su valor al permitir dar un mejor contexto del fenómeno sobre el que se trata. Porque no es lo mismo que lo acaecido ahora sea inédito –al menos mi memoria ni Internet registra algo similar- que si hubiera sucedido en una zona de la geografía caribeña frecuentada por ese imprevisible acontecimiento, incluida la región oriental.

Para el cubano, mas acostumbrado a lidiar con ciclones y huracanes –como ahora aprende a enfrentar la sequía—hablarle de seísmo o terremoto es algo que le estremece, no sólo el suelo que pisa.

Le lleva a pensar en lo vulnerable que podemos ser con construcciones no diseñadas para esa eventualidad, entre otras preocupaciones.

Por eso la importancia de no dejar en el hecho consumado la noticia divulgada y aportar con más elementos, incluidos antecedentes, el relieve de lo sucedido.

Porque yo, que vivo en La Habana, a un centenar de kilómetros de Matanzas, puedo estar preguntándome: ¿acá también podrá sentirse uno de esos temblores?

Ver además

Las Tunas y Holguín clasificaron para Nacional de Softbol de la prensa

Reconocimiento a organizadores y cronistas deportivos

Deja un comentario

Cubaperiodistas se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.