¿Con cuál color me identificas? _Con el blanco, respondió la niña, que interpretada por otros, de manera rápida, refirieron como pureza. Una reconoció su carisma, y así,  cada infante como en torrente y sin previo acuerdo, regaló parejas de adjetivos: simpática y dinámica, amable y graciosa, agradable y humana, alegre y agradecida. Así desde la infancia se fue construyendo  la imagen de quien habla casi todo el tiempo y  piensa mucho más. La historia de su bisabuelo merece ser visitada una y otra vez.

María de las Mercedes Ibarra Ibáñez, la bisnieta de aquel cubano que con su pelo ensortijado enamoró a la andaluza que le acompañó hasta la muerte, llegó otra vez al suelo natal de su familia. Allí le conocen y le esperaban para hablar de quien siendo hijo de esclavos nació libre porque sus padres ahorraron dinero y desde el vientre materno compraron su libertad.

En aquel poblado de Matanzas, ahora, de igual nombre al de su bisabuelo, le colocó flores e hizo la promesa de que contaría cómo se habían enamorado Juan y Manuela. La entrada al reluciente Museo donde pronto se asoman, entre pertenencias, el traje y el vestido que usaron sus antepasados, devuelven lo leído en libros de historia o escuchado en clases, enriquecido por la vivencia.

Claro, si la historia dialoga cercana gracias a la promotora y alma del Concurso Infantil “¿Qué sabes de Juan Gualberto Gómez?” es imposible salir del asombro y lógico reconocer que “ha sido una experiencia inolvidable”. El encuentro para entregar los reconocimientos a los ganadores del certamen, entre la bisnieta del periodista y orador, Juan Gualberto Gómez y estudiantes, madres y maestras, abuelos, periodistas, dirigentes, trabajadores del museo fue lazo tejido desde el siglo XIX  cuando nació el prócer hasta el XXI.

En el Museo de Unión de Reyes se presentó la historieta, sobre el patriota independentista, realizada por el dibujante Enrique Lacoste con la Editorial Pablo de la Torriente y el título La patria escrita con selección y prólogo del periodista Norge Céspedes, de Ediciones Matanzas, donde descuella la crónica Recuerdos de un periodista sobre el primer artículo firmado por quien honra con su nombre, el Premio Nacional de Periodismo a la obra del año que otorga la Unión de Periodistas de Cuba (Upec).

Literatura, anécdotas y hasta ideas para ampliar el concurso que cada año, convoca nuestra organización para niñas y niños, junto a la Casa Museo de Juan Gualberto Gómez donde pudieran aparecer lo mismo dibujos, poemas o cartas, se mezclaron en la plática liderada por la bisnieta de quien es recordado no sólo como profesional y político sino como parte de la familia que fundó junto a Manuela Benítez.

Del amor entre Juan  y Manuela, Mercedes, la bisnieta, hizo la anécdota de cómo la andaluza admirada por los cabellos rizos de su Juan, quiso imitarle y se fue a la peluquería a hacerse el croquinol número 1, un nuevo peinado de la época que consistía en una permanente. Se apareció frente a Juan y como tenía el pelo tan fino, cuando se fue a peinar, después de ese tratamiento, se quedó pelona. Ante la anécdota de la bisnieta, la risa del auditórium explotó y puso sello a un diálogo que se despidió entre abrazos y el acto de anotar la dirección de la Casa Museo en La Habana para poder visitar ese otro espacio que atesora parte de la historia de una familia cubana, un interesante fragmento del devenir de Cuba.

Deja un comentario

Cubaperiodistas se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.