INTERNACIONAL, NOTICIA TITULAR CUBAPERIODISTAS »  

Ser periodista en México es como formar parte de una lista negra.- Javier Valdez EPD

El periodista mexicano Javier Valdez, experto en temas de narcotráfico y crimen organizado, era corresponsal de La Jornada y fue fundador del periódico digital Riodoce. Fue asesinado a tiros este lunes en plena calle, en el estado de Sinaloa. Lleguen a familiares y colegas las condolencias por su deceso (Foto: El Debate)

“Ser periodista es como formar parte de una lista negra. Ellos van a decidir, aunque tú tengas blindaje y escoltas, el día en que van a matar. Si lo deciden lo van a hacer, no importa si tienes o no protección. No hay condiciones para hacer periodismo en México, las balas pasan demasiado cerca”. Javier Valdez.

Javier Valdez Cárdenas no tenía escoltas, ni mucho menos blindaje. Sus únicos compañeros fueron siempre una laptop, sus libros y una taza de café. Junto a ellos fue asesinado este lunes al mediodía, cuando salía del semanario Ríodoce, el diario que cofundó hace 14 años, y a través del cual se convirtió en una voz crítica del narcotráfico y la corrupción en Sinaloa.

En la escena del crimen, su cuerpo estaba boca abajo sobre la calle Vicente Riva Palacio, entre Epitacio Osuna y Ramón F. Iturbe, en la colonia Jorge Almada. Ahí sujetos armados lo interceptaron cuando conducía un Corolla rojo y le dispararon hasta darle muerte. En el lugar se encontraron al menos 12 casquillos percutidos.

Ese riesgo de morir por no callarse, él lo sabía. Sus escritos fueron eso, un grito de lo que ocurría a su alrededor, y a través de su columna Malayerba, que nació junto con el semanario, les dio rostro, voz, una identidad a las víctimas. Desde ahí hablaron los huérfanos del narco, los desaparecidos, las viudas. También desde ahí denunció corruptelas.

“Yo no quiero que me reclamen después, que me digan sí, tantos homicidios porque tú te quedaste callado, por qué escribías esto o aquello; a mí no me van a poder decir eso, porque yo soy un hombre de este tiempo y vivo con la intensidad de los problemas que el tiempo requiere. El narco nos quiere hincar a todos. Siempre debe estar presente en tu vida periodística la ética, la dignidad y el profesionalismo”.

A Javier no lo hincaron nunca. Y en un afán por que su voz llegara más lejos, comenzó a escribir libros. En 2006 a la par de su trabajo como periodista, escribió varios obras sobre la misma temática, como “De azoteas y olvidos” y “Crónicas del asfalto”, ambos publicados en 2006.

Tres años más tarde publicó “Miss Narco”, que en 2010 le permitió ser finalista en el premio Rodolfo Walsh en la Semana Negra de Gijón, en España.

Los escritos de sus columnas las recopiló en el libro del mismo nombre Malayerba, que publicó en 2010.

Un año más tarde, abordó el tema de los niños y jóvenes que participan en el crimen organizado en “Los morros del narco”.

Ese mismo año, el Comité para la Protección de Periodistas (CPJ) le otorgó el Premio Internacional a la Libertad de Prensa (International Press Freedom Award) en 2011, en Nueva York, que reconoce la cobertura valiente del narcotráfico.

En 2012, la revista “Quién”, lo incluyó en el reconocimiento anual “Los 50 Personajes que Mueven a México”.

En 2011, Javier publicó “Levantones”, en el que dio cuenta de las personas desaparecidas por el crimen organizado y en 2014 presentó “Con una granada en la boca. Heridas de guerra del narcotráfico en México”.

Sus últimos libros, “Huérfanos del narco”, en el que abordó el tema de las víctimas del narcotráfico y “Narcoperiodismo, en el que describió las dificultades de la prensa que cubre el narcotráfico, vieron la luz en 2016.

El 26 de enero pasado, la Universidad de Oklahoma publicó una edición en inglés del libro “Levantones” (The Taken).

Javier era también corresponsal de La Jornada y laboró en medios locales como Noroeste y el Canal 3.

El domingo Javier publicó la que sería su última columna en este medio, titulada “El licenciado”, la cual compartió hoy en su página de Facebook, acompañado de la frase “que no te toque bola negra”.

Fuente: Riodoce, México

TRES PERIODISTAS MEXICANOS ACRIBILLADOS EN UN DIA
Este lunes fue un día negro para el periodismo en México. La subdirectora del diario jalisciense ‘Semanario El Costeño’, Sonia Córdova, también fue atacada a balazos junto a su hijo Jonathan Rodríguez en el municipio de Autlán, Jalisco.

El diario ‘Milenio’ reportó que el joven, de nombre Héctor Jonathan, que se iniciaba en el periodismo, murió en el acto. Sonia Córdova fue trasladada al hospital y, a pesar de que el diario local ‘El Occidental’ informó que también había muerto, más tarde la Fiscalía General del Estado de Jalisco ha asegurado en su cuenta de Twitter que Sonia Córdova sigue con vida y recibe ayuda médica. El medio ‘Político’ destacó que ambos fueron acribillados en plena calle.
PERIODISTAS MEXICANOS CONDENAN ASESINATOS Y EXPRESAN INDIGNACION DEL GREMIO

El asesinato este lunes de Javier Valdez Cárdenas, corresponsal del diario La Jornada en Sinaloa y redactor del semanario estatal Riodoce, ha incrementado la indignación del gremio en México.

“Hoy nos pegaron con el corazón”, escribió el semanario Riodoce en su edición digital. “Nos han arrancado un brazo. O los dos. Javier fue parte fundamental de Ríodoce desde que el semanario era apenas una quimera concebida por un grupo de periodistas que creíamos y creemos en la libertad, en la independencia, en la honradez, en la crítica; que vemos en el periodismo un compromiso con la sociedad, cada vez más desvalida en medio de gobiernos cada día más corruptos y cínicos, criminales desde el Estado”, señala el texto.

Medios mexicanos como Animal Político convocaron para este martes un paro de labores para exigir justicia ante el acoso, persecución, ataques y asesinatos contra profesionales de la comunicación.
“Tengo mucho dolor, mucha tristeza y frustración por lo que está sucediendo, por lo que le pasó a Javier Valdez”, así definió su sentir Adela Navarro Bello, directora general del semanario ZETA, que igual que Riodoce se ha encargado de investigar y documentar el narcotráfico en su estado: Baja California.

En tanto, frente a la catedral de Culiacán, donde Valdez se manifestó el pasado marzo para exigir justicia por el asesinato de la periodista Miroslava Breach, acontecerá una manifestación.

Se espera además una concentración en las afueras de la Secretaria de Gobernación, de la capital mexicana.

“El mensaje es que esto tiene que ser “un hasta aquí, no el inicio de una espiral más peligrosa”, aseguró desde Sinaloa Adrián López Ortiz, director de Noroeste, diario sinaloense donde Javier Valdez laboró para después irse a fundar Riodoce.

Las reacciones por el asesinato de Valdez Cárdenas y de otros seis periodistas asesinados en lo que va de 2017, también llegan a las redes sociales, fundamentalmente en Twitter. #NoNosVamosACallar #NiUnoMás #PrensaNoDisparen son etiquetas que promueve el gremio y otros usuarios de la red.

México es uno de los peores países en el mundo para ejercer el periodismo. Hasta la fecha hay registro de 104 periodistas asesinados desde el año 2000, y otros 25 están desaparecidos y, se cree, muertos. En la lista de los lugares más mortíferos para ser reportero, México está ubicado entre Afganistán, un país devastado por la guerra, y Somalia, categorizado como Estado fallido. El año pasado fueron asesinados once periodistas mexicanos, la mayor cifra durante este siglo.

Hay pocas esperanzas de que la situación cambie en 2017.

 

Telesur

Destacamos

Otro periodista asesinado en México

Max Rodríguez, un periodista mexicano con varias décadas de experiencia en el periodismo radiofónico y ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *