Encuentro en la Casa de la Prensa de Santiago de Cuba (Foto:
Encuentro en la Casa de la Prensa de Santiago de Cuba (Foto:

La valía de los jóvenes de la Generación del Centenario inspiraron a Julio Kiala y Guillermo Jiménez, miembros de la Asociación de Combatientes en la provincia, a dialogar con estudiantes de Periodismo, profesionales de los medios y profesores de la carrera, sobre la propaganda realizada en la clandestinidad y la labor de figuras emblemáticas como Frank País.

Kiala, fundador del periódico Sierra Maestra en la clandestinidad y Jimenez  relataron sus experiencias en las tareas desempeñadas en la clandestinidad cuando aún eran muy jóvenes, y cómo el pueblo de Santiago de Cuba veía al movimiento 26 de julio .                                                                                                          , “Era impresionante ver los asesinatos de tantas personas que luchaban por la libertad de su patria. Todos pensábamos en el ejemplo de aquella generación, que caían presos, eran torturados, a pesar de su corta edad.”

Explicaron la importancia del periódico Última Noticia, en el cual divulgaban las actividades desarrolladas por el movimiento. “Tirábamos una cantidad enorme de ejemplares semanalmente. Frank País pensó luego en comprar una imprenta más desarrollada, para poder colocar fotografías en las páginas.”

Como un gesto de recordación al trascendental acontecimiento acaecido en Santiago de Cuba el 30 de Noviembre de 1956, los nóveles profesionales le volvieron a poner el brazalete del 26 de Julio a los combatientes de la clandestinidad presentes en el intercambio

En el diálogo intervino además la joven periodista Yamilé Mateo, quien se desempeña como Jefa de Información en el periódico Sierra Maestra, para brindar sus experiencias sobre la ética en los medios de comunicación de la provincia.

Mateo se refirió a la ética en las redes sociales y los medios digitales, y al reto que tienen los periodistas cubanos de reflejar en sus páginas personales la realidad del país, de manera consciente y responsable con el momento socio-histórico que viven.

“La ética personal se expresa en nuestra forma de comportarnos. Es necesario que no nos comprometamos tanto con las fuentes, pues recurrimos en varias ocasiones a esta. Por ello debemos desdoblarnos a la hora de ejercer la crítica.”

Lourdes Palau, presidenta de la Upec en la provincia expresó que muchas veces no utilizamos el código de ética en función de realizar mejor nuestro trabajo. “Tenemos el compromiso de defender lo nuestro. Somos la voz y el rostro de la información. Pienso que falta una política de trabajo coherente en las redes sociales, que regule el uso de los recursos en función de la defensa de los intereses del Partido y la Revolución.”

El encuentro forma parte de las actividades desarrolladas por la Upec y el Club  de Jóvenes Periodistas en Santiago de Cuba en homenaje a las acciones del 30 de noviembre y al desembarco del Granma, el 2 de diciembre.

Viviana Muñiz Zúñiga / Cubaperiodistas

Ver además

La entrevista, posible puente roto

Reseña de un libro de Waldo Leyva

Deja un comentario

Cubaperiodistas se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.