Hay en algunas personas cierta pereza para consultar el diccionario, sin embargo este es una herramienta imprescindible para los que nos dedicamos a escribir, de lo contrario corremos el riesgo de utilizar palabras que nos suenan bien, pero que no tienen el significado que creemos. Veamos los ejemplos siguientes.

INSIGNE es un calificativo que se ha utilizado históricamente cuando nos referimos a un patriota destacado. Por extensión, a veces se utiliza para referirnos a un poeta o artista muy muy destacado, pero no a cualquiera, aunque se destaque.

INSIGNIA se utiliza por analogía con la expresión Buque Insignia, para señalar el principal en una serie de centros o instituciones iguales. Por ejemplo: en una provincia, el central azucarero más productivo, se le puede llamar el central INSIGNIA de ese territorio.

Una característica que diferencia el uso de ambos calificativos es que INSIGNE se coloca, generalmente delante del sustantivo. Ejemplo: el insigne patriota tunero, el insigne poeta matancero; sin embargo, insignia va detrás del sustantivo, como en el ejemplo que ya vimos.

Una confusión que encontramos frecuentemente es el uso incorrecto del verbo ADOLECER en lugar de CARECER.

Recientemente leí que un centro asistencial adolecía de los equipos necesarios para un tratamiento; sin embargo lo que querían decir era que carecían de los mismos.

En este caso se podría decir que adolecían de la falta de instrumentos. Se adolece de una enfermedad o de una deficiencia, pero cuando falta algo se carece de ello.

Otras dos palabras que son   parecidas, pero tienen distintos significados y se prestan a confusión son ACCESIBLE Y ASEQUIBLE.

ACCESIBLE: Significa, Que tiene acceso. De fácil acceso o trato. De fácil comprensión, inteligible.

ASEQUIBLE : Significa Que puede conseguirse o alcanzarse.

Por lo tanto, podemos decir que nos resulta asequible la solución de un problema o la compra de un objeto, pero una persona será más o menos accesible: Por ejemplo: “Esos productos son asequibles para la mayoría”. “El director es una persona accesible: se puede ver a cualquier hora”.

En este último caso, con frecuencia se comete un grave error cuando se dice, por ejemplo: “El director es una persona asequible”.

Recuerde: una persona será más o menos accesible; un producto puede ser asequible si tiene buen precio.

 

Elio Delgado Legón / ACN

Ver además

Tres eran tres

“La lengua es de la comunidad que la habla”

Deja un comentario

Cubaperiodistas se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.