Bruno Rodríguez Parrilla, Ministro cubano de Relaciones Exteriores, presenta a la prensa el Informe anual de Cuba sobre los daños ocasionados por el bloqueo económico, comercial y financiero de los Estados Unidos de América contra la isla (Foto: Marcelino Vázquez/ ACN)
Bruno Rodríguez Parrilla, Ministro cubano de Relaciones Exteriores, presenta a la prensa el Informe anual de Cuba sobre los daños ocasionados por el bloqueo económico, comercial y financiero de los Estados Unidos de América contra la isla (Foto: Marcelino Vázquez/ ACN)

Después de 21 meses del anuncio del restablecimiento de relaciones entre Cuba y EE.UU., el bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Washington persiste con todos sus efectos, denunció este viernes en La Habana el Canciller cubano Bruno Rodríguez Parrilla.

Ante la prensa nacional y extranjera acreditada, el diplomático subrayó que a pesar de los avances en el proceso de diálogo entre ambos países, esa política unilateral continúa y constituye el principal obstáculo para lograr la normalización de los nexos bilaterales.

Visto como uno de los principales frenos al desarrollo socioeconómico cubano, el bloqueo impacta en todos los sectores, incluyendo el de los servicios, salud, educación, alimentación, y seguridad social, manifestó el titular de Relaciones Exteriores.
Ejemplificó que desde su aplicación hace más de 50 años, esta política ha provocado perjuicios cuantificables por más de 125 mil 873 millones de dólares a precios corrientes.

Reconoció que el presidente norteamericano Barack Obama ha adoptado medidas ejecutivas de carácter positivo que flexibilizan la aplicación de algunas de las prohibiciones del bloqueo, “pero limitadas en su alcance y profundidad”.

Entre ellas figuran la aprobación de 12 categorías para viajar a Cuba, aunque continúa vigente la prohibición a los ciudadanos estadounidenses de vacacionar en el archipiélago.
Enumeró también los avances en el ámbito de las telecomunicaciones, en los contratos de administración hotelera por compañías norteamericanas y el restablecimiento de los vuelos directos a la nación caribeña.

No obstante, informó que todavía Cuba no puede utilizar el dólar en sus transacciones internacionales, a pesar de la autorización por la Administración de Obama, anunciada antes de su viaje a La Habana en marzo último.

Eso no ha ocurrido y demuestra que el bloqueo persiste en el sector financiero, ratificó el Canciller, y abundó que entre los lastres de la política unilateral persiste la imposibilidad de establecer el comercio e inversiones bilaterales.

Rodríguez Parrilla denunció, además, la subsistencia del efecto intimidatorio que ejerce el bloqueo en instituciones financieras internacionales, las cuales continúan siendo víctimas de penalizaciones millonarias aplicadas por realizar transacciones con Cuba.

Conferencia de prensa en el Minrex  (Foto: Marcelino Vázquez Hdez/ACN)
Conferencia de prensa en el Minrex (Foto: Marcelino Vázquez Hdez/ACN)

Al responder preguntas a la prensa sobre el posible levantamiento del cerco, el Canciller aseveró que en el pueblo de EE.UU. se percibe una corriente favorable al cambio de política hacia Cuba y al fin de esa política genocida.

Habría que esperar que si la democracia estadounidense funciona respete la voluntad de los norteamericanos y se apresure a levantar el bloqueo, comentó.

Según ratificó Rodríguez Parrilla, ese cerco constituye el principal escollo en el camino hacia la normalización de relaciones entre La Habana y Washington, junto a la devolución del territorio guantanamero ilegalmente ocupado por la base naval norteamericana, entre otros asuntos que deben resolverse de manera unilateral.

El diplomático aseguró que mientras haya bloqueo, será denunciado en la Asamblea General de Naciones Unidas (AGNU), pues constituye un poderoso mensaje político de esta organización a la comunidad internacional.

De ahí que, el próximo 26 de octubre, se presentará el Informe sobre la Resolución 70/5 de la Asamblea General de las Naciones Unidas, titulado Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos de América contra Cuba.

En 2015, en el seno de la AGNU, se rechazó por vigesimocuarta vez consecutiva esta política, en una histórica y contundente votación de 191 Estados a favor de ponerle fin al bloqueo, ninguna abstención y sólo dos en contra: EE.UU. e Israel.

Lisandra Romeo Matos y Lissett Izquierdo Ferrer / Agencia Cubana de Noticias

Deja un comentario

Cubaperiodistas se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.