Katrien Demuynck (d) durante una de las tantas actividades en las que participó durante la lucha por el regreso de los cinco héroes cubanosDesde que vi su nombre en el correo, sentí a los  Cinco en mi mano, a mi país en el corazón y al espíritu latinoamericano rondándome envuelto en un halo europeo inequívocamente agradable que se desprende de la humanidad de Katrien Demuynck, una mujer belga, de rasgos claros, propios de norte europeo, pero que se funde en sus genes sensitivos, con el terrícola, no importa la pigmentación de la piel o el color de los ojos, solo basta una idea justa y ahí está ella, modesta, ecuánime y perseverante.

No en balde ayudó como paramédico a los sandinistas en su lucha por  mantener el poder conquistado sobre la tiranía de Somoza y abrazó desde el compromiso invariable, la lucha por la libertad de los Cinco en Europa hasta alcanzar su propósito. Visitó a Gerardo en la cárcel de Victorville y  a los Cinco en Cuba, una victoria que levanta como una antorcha de solidaridad dese que asumió la coordinación de la campaña por los Cinco en Europa.No hace un stop, sigue llenando sus carteras con miles de amigos.

En estos días recibí su abrazo desde Bélgica  y una foto junto a su compañero Marc Vindepitte. En el instante recorrió mi interior ese sentimiento que les traslado en las primeras líneas, junto al recuerdo de una entrevista que le  hice durante un viaje a Holguín mientras compartimos asientos en el mismo ómnibus.

Ha transcurrido desde entonces más de una década y los tiempos cambiaron, aun cuando la humanidad se mantiene en vilo ante la desmedida hegemonía de poder concentrado en tan pocos y la miseria galopante entre muchos.

Es una mujer sencilla, que incluso va a su trabajo en bicicleta todos los días. Sin embargo, puede observar el mundo con el prisma de los grandes estadistas que, en no poca cuantía, se asoman a él, ciegos. Ella no, porque lo vive y lo sufre en serio, cuando podría estar bien tranquila en su apartamento.

Es por eso que le pedí respondiera estas preguntas, sabiendo de antemano que no habría medias  tintas ni subterfugios, vanidad o intereses mezquinos. Ella simplemente responderá desde el corazón.

La lucha por los Cinco fue una razón que abrazaste con una fuerza tremenda y al fin terminó en victoria. Sé que has disfrutado con ellos en alguna ocasión este año que concluyó, pero seguro existen otros motivos para Katrien en  su afán por un mundo mejor. ¿Cuáles?

El momento más emocionante con los Cinco, la primera vez que me pude encontrar con todos ellos juntos, fue en Managua, el 19 de julio de 2015. Estaba allí con dos de mis hijos para que conocieran sus raices, cuando me avisaron que los Cinco iban a participar en el acto por el 19 de julio. Cuando salí en misión internacionalista para Nicaragua en 1986 llevé mis dos hijos. Stijn (el segundo) tenía entonces solo nueve meses.  El 15 de septiembre de 1987 nació en Nicaragua mi hija Laura. Ese 19 de julio de 2015 fue tambien el encuentro entre ‘papá’ Ramón y su Laurita belga. Ella le había escrito desde niña algunas carticas y él le mandó cartas y poemas. Fue un momento muy lindo en el cual se juntaron dos causas que han sido muy importantes en mi vida: seis años de trabajo internacionalista como enfermera en la Nicaragua Sandinista y la libertad de los Cinco. En Nicaragua había trabajado con los médicos cubanos y esto mismo significó el inicio de una historia de amor con la Revolución cubana. Después en Bélgica confrontada a las injusticias del sistema capitalista integré el Partido del Trabajo de Bélgica. La injusticia social es algo que nunca he podido acceptar. Desgraciadamente en este mundo hay todos los días más motivos para luchar por un mundo mejor. Creo que en mi país la mejor forma de hacerlo es organizando el partido.

¿Qué opinas del problema migratorio que vive Europa? Podrán revertirse las causas que lo originan?

El problema migratorio europeo tiene muchas facetas, pero el aspecto fundamental es la injusticia social y las guerras desatadas por conquistar o mantener el poder sobre las materias primas.  Bélgica tiene una historia de explotación con el Congo, con un rey, Leopoldo II, que impuso el corte de las manos de los congoleños que no cooperaban lo suficientemente. (Mi hijo mayor Pieter De Vos quien es documentalista hizo un cortometraje premiado ‘Sikitiko’ sobre esto, a raiz de la ‘corte’ de la mano de un congoleño que forma parte de la estatua de Leopoldo que se encuentra en la ciudad balnearia de Ostende https://www.youtube.com/watch?v=AYqwg1aR3nA)

La migración desde el continente africano a Bélgica, sobre todo desde el norte de Africa, es histórica. El mismo gobierno Belga hizo convenios con países como Marruecos en los 60, porque en aquel tiempo hacia falta mano de obra barata. Los descendientes de esta migración siempre sufren de discriminaciones, exclusión y racismo. Después de la caida del muro de Berlin hubo una importante migración desde los países del Este. Pero las guerras imperialistas primero en Irak y después en Libia y Siria originaron un raudal de refugiados desde Africa y desde el Medio Oriente. Por supuesto es un desafío para cualquier sociedad de acoger tantos cientos de miles de personas. Pero en nuestras sociedades europeas, que son de las más ricas del mundo, debería ser posible acoger humanamente a estas personas que perdieron todo y que vienen huyendo de las situaciones más horrendas.  Hay países como Alemania donde la Merkel esta convencida que el país necesitará esta entrada de miles de profesionales y jóvenes para poder mantener la economía del país, pero por lo general la reacción es de rechazo y el tratamiento inhumano. A nivel de la población la reacción es ambivalente también.  Existe una mayoría influida por un cierto miedo a lo desconocido y por el racismo e individualismo propagado. Pero también existen las redes de personas que se organizan para ayudar a los refugiados, a veces desafiando medidas gobernamentales, y que acogen a niños huérfanos.

Por supuesto que la solución al problema sería dejar el intervencionismo y la guerra. Pero también es claro que esto nunca se podrá lograr dentro del sistema actual.

Los atentados terroristas en Europa ejecutados por  extremistas, principalmente del EI, parecen no terminar a pesar de las medidas de seguridad  y alcanzan a casi todo los países del continente salvo raras excepciones. Bruselas incluso ha sido víctima de estos atroces actos. ¿Qué opinan los trabajadores europeos, las fuerzas políticas más importantes y tú Katrien?

Los trabajadores y el pueblo en general estan horrorizados con estos sucesos. Hasta poco los atentados eran un problema ‘distante’ de los pueblos Iraquíes, libaneses o pakistaníes pero ahora pasa en el centro de nuestra vida cotidiana.  Esto es difícil de asimilar para mucha gente. Provoca un aumento de xenofobia, racismo, discriminación y rechazo de todo aquel que ‘no es de aqui’ en especial personas que profesan la religión islámica. Esto es justamente el objetivo de EI, y lo estan logrando. La reacción normal de las autoridades y también de los medios de comunicación debería  ser, segun mi opinión,  dar contrapeso a estas tendencias negativas y de tomar medidas efectivas de protección. Pero pasa lo contrario. Las fuerzas de derecha, que políticamente son mayoritarias, aprovechan para reforzar el racismo y por consecuencia la división en la clase trabajadora. En consecuencia desvían la atención del 99 por ciento de los culpables reales de esta crisis y provocan división. A la vez no toman las debidas medidas para proteger a la población. Estoy convencida, y además queda demostrado, que esto no se hace llenando las calles con soldados en camuflaje, altamente armados y tanques de guerra y tomando medidas de control sobre la población en general. Hay que trabajar muy específicamente hacia los individuos que estan en la frecuencia de EI: detectar y enjuiciar los culpables de hechos y los que participan en redes terroristas. A la vez hay que respaldar a las familias que buscan ayuda porque notan que sus hijos podrían tomar el camino equivocado y crear oportunidades de formación y trabajo a toda una generación que ha vivido excluido dentro de nuestra sociedad, como ya le expliqué antes.  El problema se está complicando mucho ahora que evidentemente no solo ‘soldados’ entrenados de EI, sino cualquier individuo perturbado puede decidir  suicidarse tomando consigo la vida de muchos inocentes. Eso mismo es un problema que se conoce desde hace muchos años en Estados Unidos. La única diferencia es que ahora lo hacen en nombre de EI. Personalmente creo que este fenómeno tiene todo que ver con la sociedad capitalista, que no se preocupa del bienestar de su pueblo o de solidaridad y hermandad entre ellos y que promueve la idea del  individualismo y que  cada cual trabajando duro conseguirá una vida mejor.  En una sociedad donde faltan las relaciones sociales y donde cada uno tiene que buscar su propia salida, es mucho más probable que pasen desapercibidas conductas aberrantes.

Seguramente estás al tanto de la crisis migratoria que se generó en Centroamérica con más de ocho mil cubanos que desde finales del año pasado buscaban una salida hacia la frontera mexicana con Estados Unidos. Tiene alguna similitud o diferencia esta con aquella desde  Medio Oriente y África hacia Europa.

La crisis migratoria de estos cubanos no tiene nada que ver con lo que vivimos en Europa, según mi opinión. En este caso se trata de personas que se apuran para  ‘aprovechar’ la Ley de ajuste cubano, que facilita la migración de cubanos al pintado país de las maravillas, antes que se derogue esta absurda medida. No huyen de guerras imperialistas ni de terrorismo, ni son comparables las cantidades de gente. La única ‘similitud’ que veo está en el papel de los grandes medios de comunicación que en ambos casos deforman la realidad.

Ahora mismo Cuba y Estados Unidos están inmersos en un proceso de restablecimiento de relaciones. ¿Cómo se perciben en tu país y la Unión Europea, estos acontecimientos? Tú, qué dices.

Bélgica siempre ha mantenido buenas relaciones con Cuba, a pesar de la posición común europea y a pesar del bloqueo. Pero aun asi el proceso de restablecimiento de relaciones entre Estados Unidos y Cuba tuvo una influencia positiva, abriendo espacios. En los últimos meses se realizaron dos visitas comerciales, a nivel del gobierno federal y a nivel del gobierno regional de Flandes. Aunque ambos gobiernos son de derecha, compitieron en elogios y alabanzas sobre las oportudidades económicas que Cuba les ofrece. La UE por su parte eliminó la posición común, que imposibilitaba relaciones comerciales entre la UE y Cuba, seguro previendo un posible futuro levantamiento del bloqueo que la podría posicionar en desventaja con Estados Unidos. Yo lo veo como evoluciones positivas. Claro que ni Estados Unidos, ni la UE actuan por amor al proyecto revolucionario cubano, pero la normalización de relaciones abre espacios necesarios para el desarrollo de la economía cubana.  Tambien creo que el intercambio intensificado entre los pueblos es en si una cosa buena. Estoy convencida que Cuba, que ha sabido sobrevivir ya más de 50 años de agresión y bloqueo, sabrá también manejar con mucha inteligencia la nueva situación y los riesgos que pueda traer.

Momento en que Katrien fue condecorada con la Distinción Felix Elmuza por parte de la Upec
Momento en que Katrien fue condecorada con la Distinción Felix Elmuza por parte de la Upec

Quiero aprovechar para decir algo sobre la UE y su aceptación por nuestros pueblos. Para la gran mayoría de nuestros pueblos la UE es un bastion neoliberal que impone más privatización, más austeridad y más competencia. La gente está cansada de una UE que organiza el dumping social mediante la importación de trabajadores extranjeros mal pagados; cansada de ver sus empresas cerrar y sus puestos de trabajo desaparecer;  cansada de ver el transporte publico privatizado, con peor calidad y precios más altos y cansada de ver la salud cada día más cara y menos accesible. Los defensores del brexit abusaron de las aspiraciones sociales de la población británica. Prometieron el fin al dumping social y 350 millones de libras a la semana más para el sistema de salud. En realidad los líderes de la ultraderecha que promovieron el brexit quieren menos derechos sociales, no más. Por lo tanto, promueven la división, el nacionalismo y el racismo. La elección para el pueblo fue entre la peste y el cólera, entre una UE neoliberal y los ultra liberales británicos. El referendo sobre el brexit demuestra una vez más la enorme brecha que existe entre el establishment y la población europea. Lo que necesitamos no es menos UE, es una UE diferente. Hay que salir de la Europa de la competencia y la desigualdad que genera solo autoritarismo o nacionalismo. Lo que se necesita es una Europa de la solidaridad y la cooperación.

Veo un “acercamiento” poco común antes, de algunos países que son tus vecinos como Holanda y Noruega, con los jóvenes cubanos a través de internet mediante proyectos digitales  primordialmente Un Toque, de Radio Netherlands, por ejemplo, parece ubicar a la juventud del planeta y sus necesidades, solo en Cuba, México, Venezuela y otros países latinoamericanos y quizás algún africano. Tú que estas más cercana al medio, podrías alcanzar un poco de luz en esta era del softpower o golpes blandos.

Muy bueno que nos informas sobre esta iniciativa de Radio Netherland, que como es dirigida hacia ustedes, nosotros desconocemos. Lo vamos a investigar y ver si podemos hacer algo con esta información. A la vez no me sorprende para nada. Los Paises Bajos tienen una larga historia de servilismo a la política estadounidense y por consecuente de apoyo a la contrarevolución. Desde los tiempos de Pax Christi Holanda y Glasnost, en Cuba siempre las fuerzas contrarevolucionarias han encontrado aliados en los Paises Bajos. Pertenecen a la misma red y seguro reciben ciertos fondos para poder cumplir con sus objetivos. En estas eras de twitter y Facebook lógicamente aprovechan de los medios sociales que les facilitan el esfuerzo para trabajar la mente de los jóvenes cubanos. Hay que tener mucha atención y sobre todo mantener la ofensiva contra estos medios informando y desenmascarandolos continuamente. Cuba tiene la ventaja que los medios de comunicación estan al lado de la Revolución, pero a la      vez es un desafío asegurar y mantener la calidad de estos medios tanto a nivel de contenido como de forma.

¿Qué opinión tienes de los medios de comunicación como fiscalizadores de las políticas gubernamentales, y como  democratizadores de la sociedad? ¿Podrán alguna vez empoderar a las mayorías y organizar mejor este rompecabezas que se ha vuelto el mundo?

Los medios de comunicación tienen un poder enorme y por supuesto podrían jugar un papel importante en la realización de un mundo mejor. Imaginate que divulguen a nivel mundial y como cultura dominante las ideas de solidaridad, altruismo, verdad, paz, justicia, humanidad, compasión y muchos otros lindos valores que el hombre tiene dentro de si. El mundo sería diferente.  Pero todo depende de en manos de quien estan estos medios. Mientras los grandes medios siguen siendo multinacionales dirigidos por la ganancia y en consecuencia funcionando a favor de los poderosos, no lo veo. Estos medios nunca seran capaces de fiscalizar gobiernos, ni de democratizar sociedades. Esto no quiere decir que no debemos utilizar los medios sociales lo más que posible para divulgar nuestros valores, las ideas de un mundo mejor y cómo lograrlo, y también, donde sea posible abrir pequeñas brechas dentro de los medios comerciales.

¿Sigues yendo al trabajo en bicicleta?

Claro que si, y por tres motivos: es más ecológico, es más económico y es bueno para la salud.

Katrien, desde muy joven te has enrolado en asuntos que algún europeo común y otros que parecen “importantes”, podrían catalogar de “sediciosos” para los políticos de este continente y de otras latitudes. ¿Crees  haber desperdiciado parte de tu vida y tu juventud en estos  afanes?

En ningun momento. Me siento feliz formando parte de un movimiento mundial que no accepta la desigualdad y la injusticia del sistema capitalista, que no se deja engañar con la promesa de que si trabajas duro vas a tener una vida mejor, mientras que los más ricos se vuelven cada día más ricos y la brecha entre ricos y pobres nunca estuvo tan enorme. Pasando los años estoy más convencida de que fue una decisión correcta y además necesaria, y que tenemos que trabajar duro para aumentar la conciencia de la gente y organizarnos mejor para ganar esta lucha.

Considero que no he perdido mucho, quizás en mi caso personal algun puesto de trabajo mejor pagado, pero sobre todo he ganado:experiencias inolvidables como el abrazo de los Cinco en libertad y la amistad de compañeros y compañeras que admiro mucho por su lucha, en las más diversas partes de este mundo y que nunca hubiera podido conocer llevando una vida ‘normal’. En todo esto, el ejemplo del pueblo cubano ha sido para mi un impulso constante.

Por Félix Témerez Martínez / Cubaperiodistas

Ver además

Accidente aéreo consterna a Cuba

El siniestro ocurrió cerca del aeropuerto internacional José Martí, de La Habana

Deja un comentario

Cubaperiodistas se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.