Thelvia Marín Mederos se graduó de Periodismo como parte de su multifacética formación profesional.
Thelvia Marín Mederos se graduó de Periodismo como parte de su multifacética formación profesional.

La relevante intelectual revolucionaria Thelvia Marín Mederos (1922-2016) fue sepultada este domingo en la Necrópolis de Colón, y a su sepelio asistieron un grupo de amigos y familiares de esa excepcional mujer.

Esencialmente humanista, revolucionaria martiana y femenina, ella constituyó un paradigma de ser humano plenamente desarrollado. Su espíritu creativo, alegre, optimista, y a la vez profundo, dotado de gran inteligencia emocional, le permitió abarcar y proyectarse con acierto en diversas facetas de su vida: escultora, periodista, narradora, poeta, intérprete de varios instrumentos musicales, psicóloga, diplomática, pedagoga… sin dejar de ser al propio tiempo hija, esposa, madre, amiga, militante política, estudiosa de las culturas indoamericanas y de otras que interpretó de modo genial para forjar con ellas sus obras.

Thelvia en una foto publicada en agosto del año pasado por el periódico Escambray, de su natal provincia de Sancti Spiritus
Thelvia en una foto publicada en agosto del año pasado por el periódico Escambray, de su natal provincia de Sancti Spiritus

Cubana de honda raíz espirituana, afrontó muchos momentos terribles de su vida durante la lucha clandestina contra la dictadura batistiana, y con gran modestia,  sus aportes invalorables para la construcción de una Cuba digna, con todos y para el bien de todos. Siempre repetía la norma martiana:  Hacer en cada momento lo que se deba hacer. Fue reconocida por su larga trayectoria de vida y la calidad de su obra con numerosos premios, distinciones y, sobre todo, con el respeto, la admiración y el cariño de cada persona sincera y honesta que la conoció.

Entre sus obras escultóricas se encuentran monumentos dedicados a Leonor Pérez, la madre de nuestro Apóstol José Martí; Camilo Cienfuegos en Yaguajay, Monumento a Serafín Sánchez, y la Colina Lenin, en el capitalino municipio de Regla y la escultura a Faustino Pérez ubicada en Cabaiguán.
También es de su autoría el monumento al Trabajo, al Desarme y la Paz, el más grande de los cinco países de Mesoamérica, y uno de los más grandes del mundo dedicados a este último tema, y se encuentra en la Universidad para la Paz, organismo de la ONU ubicado en Costa Rica. Igualmente realizó catorce bustos de nuestro José Martí que se encuentran emplazados en varios países del subcontinente.

Thelvia Marín recibió entre otras condecoraciones la Distinción Utilidad de la Virtud, el Premio Rafael Alberti de poesía y la Distinción Por la Cultura Nacional.

La Upec hace llegar a sus familiares y amigos los sentimientos de pesar.

Con información de Lohania Aruca y de Ecured, enciclopedia colaborativa cubana.

Deja un comentario

Cubaperiodistas se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.