YenliEl oficio del periodismo requiere dosis significativas de sacrificio. Si a las exigencias de las rutinas diarias sumamos el esfuerzo por cumplir con los valores noticia de la inmediatez, la veracidad y la prominencia y además, vivir lejos de los predios de la ciudad donde te desempeñas y, aun así, te conviertes en un buen periodista, entonces el mérito es mayor.

Desde Paso del Medio sale cada mañana muy temprano Yenli Lemus Domínguez hacia su trabajo. La Agencia Cubana de Noticias, el medio en el que fue ubicada desde su graduación en el año 2013, constituye un soporte digital con matriz en la capital, al que tributan profesionales de todo el país.

Por segundo año consecutivo la joven matancera fue seleccionada como la más destacada en las coberturas informativas y la originalidad de sus propuestas.

“El trabajo de un periodista de la ACN es muy sistemático. La agencia es un diario sin límites de publicación que encuentra en el género información la forma fundamental que lo distingue, pero incluye los servicios especiales, que es la categoría que engloba el resto de los géneros periodísticos. Además, hay que tributar al canal de televisión ACN, al servicio de radio, a la web y al banco de fotografías.

“Que la dirección de la agencia me informe que he sido seleccionada como la periodista de mayor productividad informativa es siempre una buena noticia porque es un gesto de agradecimiento institucional y, además, de orientación sobre el rendimiento propio, porque yo no trabajo contando mis materiales para ser la más productiva al final del año. Simplemente cumplo con mi deber profesional.”

La colega, quien se insertó en la cobertura de la Cumbre de la Asociación de Estados del Caribe, con sede en el Palacio de Convenciones de La Habana, comentó lo que considera el objetivo supremo de un periodista de estos tiempos.

“Pertenezco a la primera graduación de la carrera de Periodismo de la Universidad de Matanzas, un grupo de 18 estudiantes, puedo decir que arriesgados, que afrontaron los retos de una experiencia que comenzaba en el año 2008.

“La universidad es una etapa valiosa en la vida de cualquier ser humano, donde se aprende, no solo en el aspecto académico, sino también humano, porque queda siempre la satisfacción por los retos superados y los amigos que perduran.

“Ser periodista, en todos los tiempos, joven o no, es siempre un desafío, pues las urgencias de comunicar con calidad, claridad y cumplir con las expectativas de los receptores es muy complejo, como lo es también ofrecerles información útil para que los ciudadanos comprendan mejor el contexto en que viven y los valores a los que no se debe renunciar por ningún motivo.”

El diarismo que distingue el trabajo de la Agencia Cubana de Noticias requiere la pericia de sus periodistas para abordar cualquier tema. No obstante, Yenli prefiere las temáticas culturales y hasta incursiona desde hace varios años en la décima.

“Disfruto mucho escribir sobre patrimonio, arqueología, novedades culturales, pero todo lo que verdaderamente sea noticia es un ejercicio de satisfacción.

“La décima en mi vida viene por herencia: yo procedo de una familia campesina, vivo en el campo, específicamente en Paso del Medio, a unos siete kilómetros de la ciudad. Mi padre y mi abuelo materno son repentistas desde mucho antes de que tengo memoria.

“A ellos les debo el amor hacia este género y el respeto por una estrofa que, indiscutiblemente, representa la cubanía. Tanto la décima como el periodismo son prácticas inherentes a mi vida, no las puedo disociar de mi existencia porque son parte indisoluble de lo que soy como ser humano y profesional.

“Mi trayecto en ambas facetas está dirigido a complementarlas en beneficio mutuo, porque tienen en común el fin de la comunicación por medio de la palabra, con la cotidianidad como musa principal y a los pueblos como receptores.”

Con 25 años, la satisfacción de albergar en su vientre el siempre bendecido producto del amor en forma de un pequeño que en pocos meses la llamará mamá y un sinfín de proyectos profesionales que nunca quedan inertes dentro de su carpeta de trabajo, Yenli Lemus Domínguez se convierte en un referente del periodismo matancero.

(Tomado de periódico Girón)

Deja un comentario

Cubaperiodistas se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.