En una de las guardias de honor, Antonio Moltó, presidente de la Upec, Tubal Páez, presidente de Honor, y Nereida López, secretaria general del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Cultura (Foto: Yoandry Avila Guerra)
En una de las guardias de honor, Antonio Moltó, presidente de la Upec, Tubal Páez, presidente de Honor, y Nereida López, secretaria general del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Cultura (Foto: Yoandry Avila Guerra)

Una mañana triste. La Presidencia de la Upec convocó a sus afiliados a darle el último adiós a un grande del periodismo cubano, se marchó de la vida Juan Marrero González. Ahora quedan sus recuerdos y su obra, llena de genuinos valores.

Marrero dedicó grandes esfuerzos y mucho tiempo a buscar, investigar,  esclarecer y contar con vehemencia la historia del periodismo cubano, tarea a la que estaba totalmente entregado y no pudo concluir.  Al respecto su colega José Alejandro Rodríguez, integrante de la Presidencia nacional de la Upec, al despedir las honras fúnebres expresó: “desde hace años Marrero, es parte de esa historia”.

La sala-teatro de la sede de la Upec resultó pequeña para acoger a los familiares y amigos de nuestro compañero Juan Marrero (Foto: Yoandry Avila Guerra)
La sala-teatro de la sede de la Upec resultó pequeña para acoger a los familiares y amigos de nuestro compañero Juan Marrero (Foto: Yoandry Avila Guerra)

Al homenaje que se le rindió en la Casa de la Prensa a Juan Marrero, asistieron Ángela Oramas Camero, su viuda; las hijas Yoana y Rosa María y el hijo Juan Carlos; Antonio Moltó, presidente de la Upec;  Enrique Villuendas, funcionario del Departamento Ideológico del Comité Central; Tubal Páez, presidente de Honor de la Upec, Nereida López, secretaria general del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Cultura, así como muchos amigos y colegas y trabajadores de la Upec nacional, su centro de trabajo por más de veinte años.

Familiares, amigos y compañeros de trabajo de Marrero se refirieron a sus valores y trayectoria (Foto: YAG)
Familiares, amigos y compañeros de trabajo de Marrero se refirieron a sus valores y trayectoria (Foto: YAG)

Angelita Oramas agradeció a todos la preocupación mostrada durante la enfermedad de Marrero y particularmente a los médicos y personal de salud del Instituto Nacional de Cardiología y Cirugía Cardiovascular que tanto hicieron por atender su salud. Resaltó sus valores como padre, su amor al trabajo, la sencillez que siempre lo caracterizó y cómo estuvo dispuesto a ayudar a los estudiantes de la carrera de periodismo.

Guardia de honor a Marrero, por los colegas Premios Nacionales de Periodismo Juanita Carrasco, Gabriel Molina Franchossi, Hugo Rius Blein y Elson Concepción (Foto: YAG)
Guardia de honor a Marrero, por los colegas Premios Nacionales de Periodismo Juanita Carrasco, Gabriel Molina Franchossi y Hugo Rius Blein así como Elson Concepción, anterior directivo de la Upec y compañero de Marrero en el periódico Granma (Foto: YAG)

Gabriel Molina Franchossi, también laureado con el Premio Nacional de Periodismo José Martí por la obra de la vida, y quien fuera compañero de trabajo de Marrero en el periódico Granma, rememoró la versatilidad de este en el oficio, pues lo mismo escribía bien una nota sobre Deportes que sobre acontecimientos del quehacer nacional o de internacionales, donde hizo cátedra como columnista. Rememoró los días fundacionales de Prensa Latina, como mismo hiciera en el acto el compañero José Bodes Gómez.

Gabriel Molina Franchossi, Premio Nacional de Periodismo y compañero de muchos años de Marrero en el periodico Granma (Foto: YAG)
Gabriel Molina Franchossi, Premio Nacional de Periodismo y compañero de muchos años de Marrero en el periodico Granma (Foto: YAG)

Era un periodista muy productivo y muy riguroso con su trabajo, y esa misma exigencia la tenía cuando se trataba de encabezar un equipo o de conducir la labor de los demás en la redacción, recordó Molina.

Katiuska Blanco, periodista y escritora, agradeció los aportes de Marrero para sus obras de investigación histórica acerca de la familia Castro Ruz (Foto: YAG)
Katiuska Blanco, periodista y escritora, agradeció los aportes de Marrero para sus obras de investigación histórica acerca de la familia Castro Ruz (Foto: YAG)

La periodista y escritora Katiuska Blanco Castiñeiras afirmó que si hay una persona exponente de la sencillez y la camaradería ése era Marrero. Recordó el valiosísimo apoyo que él le brindo cuando comenzó la fase investigativa para escribir el libro Todo el tiempo de los cedros y otros sobre la historia familiar del Comandante en Jefe Fidel Castro.

Antonio Moltó destacó los vínculos que lo unieron a Marrero por muchas décadas, su labor al frente de la Comisión Nacional de Ética de la Upec, desde 1983, donde se destacó por la justeza de sus planteamientos, el amor que le profesaba a la familia y cómo está se lo reciprocaba, fueron cualidades de un hombre que perdurará en el tiempo, aseveró Moltó, quien también propuso la articulación de un grupo de comunicadores para darle continuidad a la obra investigativa de Marrero.

Por su parte el presidente de Honor de la Upec, Tubal Páez, rememoró la amistad que lo unió a Marrero y cómo desde su posición de jefe lo supo apreciar y valorar por su capacidad creativa. Recordó su llegada al diario Granma y la forma en que supo asumir las tareas que se le indicaban, afirmando que “él era un ejemplo de revolucionario y de periodista”.

La vicepresidenta primera de la Upec, Aixa Hevia, destacó el vínculo que tenía Marrero con la Casa de la Prensa, donde laboró durante 22 años, como miembro de la Presidencia nacional, vicepresidente, y también encabezó el núcleo del Partido. “Para él no existía nada más importante que continuar activo”, acotó Aixa.

Otra foto para el recuerdo: Marrero junto a Edmundo Bastidas, hermano de Carlos Bastidas, periodista ecuatoriano asesinado en La Habana y sobre el cual Juanito escribió el libro titulado "Andanzas de Atahualpa Recio" (Foto: G.A.)
Otra foto para el recuerdo: Marrero junto a Edmundo Bastidas, hermano de Carlos Bastidas, periodista ecuatoriano asesinado en La Habana y sobre el cual Juanito escribió el libro titulado “Andanzas de Atahualpa Recio” (Foto: G.A.)

La también Premio Nacional de Periodismo, Juana Carrasco, rememoró con gratitud las útiles enseñanzas que le diera Marrero para su desempeño en el área del periodismo internacional, su exigencia para que un jefe de equipo  siempre estuviera informado sobre todos los temas y también habló del cariño y la simpatía que ella compartió con Marrero en los años en que ambos coincidieron en la Presidencia nacional de la Upec.

Al finalizar el espacio de diálogo en la sala teatro de la sede nacional de la Upec, varios compañeros  realizaron guardias de honor junto a la urna ubicada en el vestíbulo de la Casa de la Prensa.

Posteriormente, pasado el mediodía, los familiares de Marrero se dirigieron al Cementerio de Colón, donde descansarán sus cenizas.

NUMEROSOS MENSAJES DE CONDOLENCIA

Muchas han sido las muestras de cariño y respeto llegadas hasta la Presidencia de la Upec, en mensajes de condolencia para homenajear a quien hemos despedido en esta jornada.

También numerosos medios de prensa, instituciones y organizaciones cubanas y del exterior han resaltado la obra y legado de Marrero. En nombre de sus familiares y de la Upec, les agradecemos a todos y todas.

A continuación un resumen de los mensajes:

Juan Carlos Camaño, presidente de la Federación Latinoamericana de Periodistas (Felap)

Les hago llegar un fuerte abrazo, y muy especialmente a la familia del querido compañero Juan Marrero, fallecido tras una vida dedicada a la construcción y a la defensa de la Revolución Cubana y a dejar testimonio de la historia que la precedió, a través de una minuciosa, constatante y didáctica labor periodística. De la misma nanera que fue uno de los artífices de la UPEC y como tal un hombre solidario que, casi en silencio, se ganó el repeto y la admiración de muchas compañeras y compañeros en Cuba y en toda Latinoamérica.

Compañero Juan Marrero ¡Presente!

——

Alexander Moiséev, periodista y escritor ruso

Queridos colegas, amigos,

Acepten nuestras condolencias profundas a propósito del fallecimiento de mi compañero y colega Juan Marrero Gonzalez.

Su nombre se quedará para siempre en nuestros corazones. Lo conocí en mi época de corresponsal de Pravda en la Habana, cuando el dirigía la redacción internacional de Granma. Nunca olvide su inestimable apoyo profesional y, desde entonces, mantuvimos nuestros lazos amistosos. Fue un verdadero placer para mi reciprocarle con motivo de su visita a  Moscu hace un par de anos, asi como verle cada vez que he regresado a mi querida Habana. Así prefiero recordarlo, en la calida sede de la UPEC, que considero también como mía.

A Juan Marrero, siempre

Alexander Moiséev,Periodista, escritor ruso, Amigo de Juan Marrero.

La Unión de los Periodistas de Moscú

——

Lidia Fagale, secretaria general de la Unión de Trabajadores de Prensa de Buenos Aires, Argentina

Con el fallecimiento del periodista revolucionario  Juan Marrero,  luego de una vida  entregada al periodismo, pierde Latinoamérica  a uno de sus más éticos exponentes. Hablar de Juan Marrero es recorrer la lucha revolucionaria de Cuba y de hombres y mujeres del continente que no han renunciado a vivir en un mundo más justo y solidario.

Marrero , alcanzó sus  ochenta años, sin renunciar a ejercer un periodismo para profundizar la gran batalla cultural que nos librará de los muros del silencio y la manipulación a la que pretenden someter a Cuba y todos los luchadores y luchadoras del continente con objetivos revolucionarios.

A ese maestro, a su recorrido, a su historia, nuestro sentido homenaje en nombre de todos los compañeros y compañeras de la Unión de Trabajadores de Prensa de Buenos Aires.

——

Arnold August, periodista y escritor. Canadá.

Un ejemplo de periodismo revolucionario para Cuba, América Latina y el mundo. Su modelo vive para siempre.

—-

Giraldo Mazola, embajador de Cuba en Namibia

Les pido que transmitan a los familiares de Juan Marrero mis condolencias.

——-

 

Wilkie Delgado, Médico cubano y colaborador de los medios.

Reciba el equipo de Cubaperiodistas y la Upec mis condolencias.Llegué a tenerle muchos afectos y agradecimientos.

——

Sociedad Nacional Cubana de la Cruz Roja

Rendimos homenaje a Marrero, por su solidaridad, por su acompañamiento y participación que con Angelita siempre se ha multiplicado.

—-

José Aurelio Paz, Ciego de Avila, Cuba, Premio Nacional de Periodismo “José Martí”

Me sumo a esta pérdida irreparable del periodismo cubano donde la mesura y la bondad vivieron abrazadas. Mil cariños

—–

Alicia Japkro y Bill Hackwell, activistas EE.UU.

Con profunda tristeza leímos la noticia de la muerte de Juan Marrero. Nuestras más sentidas condolencias a sus familiares y a todos ustedes del colectivo de la UPEC. Jamás olvidaremos todas las atenciones de Juan para con nosotros en el 2006 cuando tuvimos el honor de conocer a todos ustedes personalmente. Aunque no escuchen de nosotros con frecuencia, sepan que los recordamos siempre con mucho cariño y que los llevamos en nuestros corazones. Abrazos para todos, los acompañamos en estos días tristes.

——–

Luis Naranjo, periodista, Camagüey

Sentimos la muerte de nuestro maestro Marrero… es una pérdida lamentable.

——-

José Antonio Fulgueiras Domínguez, presidente de la Upec en Villa Clara, periodista, escritor y poeta

Ha muerto el gran Juan Marrero,

un periodista de altura;

tal vez no haya sepultura

para encerrar al guerrero,

al periodista cimero.

Buen amigo, sobre todo,

no se irá de ningún modo;

y al quedarse para bien,

quiero pedirle a Guillén

que agregue otro Juan con todo.

—-

Dr. Galo Alvear, presidente de la Coordinadora de Solidaridad con Cuba,  Guayas, Ecuador

Envió condolencias y fotos de la presentación del libro “Andanzas de Atahualpa Recio”, investigación histórica realizada por Marrero sobre Carlos Bastidas Argüello, periodista ecuatoriano asesinado en La Habana en 1958 a manos de un sicario de la dictadura batistiana.

 

Deja un comentario

Cubaperiodistas se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.