Consejo de Derechos Humanos de la ONU, con sede en Ginebra, Suiza
Consejo de Derechos Humanos de la ONU, con sede en Ginebra, Suiza

Cuba denunció este miércoles en Ginebra las violaciones de derechos humanos en Estados Unidos, al ejercer su derecho a réplica a la delegación norteamericana, durante los debates del 32 período ordinario de sesiones del Consejo de Derechos Humanos.

El delegado cubano Pablo Berti señaló que el representante de Estados Unidos nuevamente criticó sin fundamento alguno a la Isla ante ese órgano, informó Prensa Latina.

Nos vemos obligados a recordarle la necesidad de centrarse en los problemas de derechos humanos de su propio país, que no son pocos. El pueblo norteamericano merece que su Gobierno se dedique a responder y resolver las violaciones que cada día se cometen en su contra, enfatizó

Berti remarcó que Washington no tiene autoridad moral alguna para criticar a otros porque es en ese territorio donde se producen con frecuencia alarmantes hechos de discriminación racial o brutalidad policial, incluida la muerte de seres humanos en hechos relacionados con estos temas.

Subrayó que es Estados Unidos el país en el que las armas de fuego se pueden adquirir libremente y ser usadas de manera indiscriminada y lamentable, sin que se pueda poner límites por parte de las estructuras de Gobierno, lo que no sucede en Cuba.

Se preguntó que ¿cómo es posible que Estados Unidos llame a otros a mejorar el respeto por la libertad de expresión cuando rechaza poner fin al sistema de espionaje global de las comunicaciones que ha implementado?

¿No es acaso esto una franca violación del derecho a la libertad de expresión y a la privacidad de todas aquellas personas a las que se le interceptan sus comunicaciones?, acotó.
Sobre la libertad de asociación, manifestó el delegado cubano, nos preguntamos si los ciudadanos indignados de Ferguson que han protestado en más de una ocasión por el racismo imperante en esa ciudad, no tienen acaso el derecho a que se les respete su derecho de asociación pacífica.

Cuando se habla de libertad de religión, por qué Estados Unidos no se refiere al creciente sentimiento antimusulmán en políticos y grupos de extrema derecha. Le llamamos a centrarse en revertir esta situación, en lugar de estar criticando a otros, acentuó.
Berti también llamó al Gobierno estadounidense a devolver a la Mayor de las Antillas el territorio ilegalmente ocupado por la Base Naval de Guantánamo, en cuyo centro de detención se tortura y se sostiene a personas en un limbo jurídico.

Instamos a Estados Unidos a que permita que el Relator Especial sobre la Tortura visite sin restricciones dicho centro, agregó.
Asimismo, afirmó que Cuba no cejará en la demanda de poner fin de la genocida política de bloqueo de la que es objeto.

En la Isla tenemos muchos ejemplos de respeto y disfrute de los derechos humanos, no sólo para nuestro pueblo, sino para otros pueblos del mundo, mediante la solidaridad y la cooperación internacional, en particular en el ámbito de la educación y la salud que para Cuba no son, en modo alguno, un negocio, sino derechos humanos fundamentales, significó.

Agencia Cubana de Noticias