Por reiteradas hay expresiones sobre las que pocos piensan, una suerte de latiguillos que se repiten como verdades absolutas.

A una de esas me quiero referir porque en estos días está de moda: Siete a ganar Cuatro, en la etapa actual de la serie nacional de pelota , y Cinco a ganar Tres, en la semifinal del campeonato de baloncesto.

Será que soy obsesivo ante las imprecisiones o redundancias o, vaya usted a saber… pero me percato que se sigue repitiendo esa fórmula por narradores, comentaristas y periodistas especializados sin percatarse que el primero de esos guarismos sobra.

La fórmula mejor sería “al primero que gane X juegos” y no “al que gane X de Y juegos”. La Y sobra porque quizás no hayan de efectuarse esa cantidad de partidos. Con ganar X será suficiente.

Esto lo he comentado con diversos colegas a lo largo de años y ninguno me ha refutado la observación, pero… la siguen utilizando.

Quizás ahora suceda lo mismo, pero insisto.

Ver además

Parientes, pero diferentes

Los términos eficacia, eficiencia y efectividad, aunque parientes cercanos tienen diferentes significados y, con relativa …