Del aeropuerto internacional de Bruselas se vieron salir columnas de humo luego de la explosión (Foto: AP)
Del aeropuerto internacional de Bruselas se vieron salir columnas de humo luego de la explosión (Foto: AP)

Al menos 34 personas murieron y otras 136 resultaron heridas en los atentados de este martes en el aeropuerto de Zaventem, en Bruselas (Bélgica), y la estación de metro de Maalbeek, en el centro de la capital europea.

El fiscal del tribunal de primera instancia de Bruselas ha confirmado que las explosiones en el aeropuerto de Zaventem y en el metro se han debido a sendos atentados.

El primer ministro belga, Charles Michel, confirmó que las explosiones ocurridas en el aeropuerto y en estaciones ferroviarias son atentados terroristas, una versión corroborada por la Fiscalía.

Noticierios de última hora informaron sobre la secuencia de tres explosiones en las estaciones del subterráneo de Maalbeek, Schuman y Kunst-Wet (Art-Loi), en Bruselas, unido a dos detonaciones reportadas en el aeropuerto de Bruselas.

Todos los vuelos con salida en Bruselas fueron cancelados, los aviones y trenes que llegaban a la ciudad fueron desviados y Bélgica elevó al nivel máximo la alerta por terrorismo. La seguridad en los aeropuertos de París, Londres y otras ciudades europeas también ha sido reforzada.

Las agencias de seguridad europeas habían advertido el riesgo de un próximo ataque por parte de la organización terrorista Estado Islámico. La detención de Salah Abdeslam, uno de los participantes de los ataques terroristas en París el año pasado, reforzó ese temor.

Aunque todavía no hay cifras exactas, el jefe de Gobierno señaló que varias decenas de personas fallecieron y otras se encuentran heridas, algunas en estado grave.

“En este momento negro para nuestro país, quiero pedir calma y solidaridad. Enfrentamos una prueba difícil, debemos hacer frente a esta prueba unidos”, sostuvo Michel.

Por su parte, la cancillería de Rusia deploró la falta de voluntad de Europa para cooperar plenamente y sin dobles raseros en la lucha contra el terrorismo, pese a la actualidad del tema y las amenazas de ese flagelo global.

Algunos países occidentales no quieren retornar a la cooperación con Rusia a pesar de la fuerte actividad terrorista, declaró la portavoz oficial María Zajarova al canal Rossiya 24, al calor de los recientes ataques en Bruselas.

Moscú, según la vocera de la cancillería, planteó de manera permanente en diversos escenarios el congelamiento de los canales de colaboración en la lucha antiterrorista, incluido el Consejo Rusia-OTAN, pese a la seriedad y actualidad del tema.

Vemos hoy la magnitud de la importancia de esa problemática y de la urgencia de una cooperación global en el espacio europeo, afirmó Zajarova.

 

Fuente: Prensa Latina

Ver además

La entrevista, posible puente roto

Reseña de un libro de Waldo Leyva