La directora general de Estados Unidos en el Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba, Josefina Vidal, denunció este viernes desde La Habana que el bloqueo económico, comercial y financiero estadounidense contra Cuba continúa aplicándose con rigor.

En su perfil de la red social Twitter (@JosefinaVidalF), Vidal notificó de una nueva multa del ejecutivo estadounidense a una empresa de ese país por hacer negocios con contrapartes cubanas, acción que ratifica la permanencia de esa política, impuesta desde hace más de medio siglo.

El mensaje, compartido en español e inglés, conduce a una nota oficial de la Cancillería de la Mayor de las Antillas, en la que se explican los pormenores de la más reciente sanción, la tercera en lo que va de año. En esta ocasión, la empresa penalizada es la Halliburton, una corporación dedicada a la prestación de servicios en yacimientos petroleros.

El monto de la penalización asciende a 304 706 dólares y según el informe de la Oficina para el Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro de Estados Unidos, es consecuencia de que entre febrero y abril de 2011 Halliburton y sus subsidiarias en Islas Caimán mantuvieron relaciones comerciales con la compañía cubana Cuba Petróleo (Cupet).

En dicho período, señala la OFAC, la corporación exportó bienes y servicios para apoyar trabajos de exploración de petróleo y gas, así como de perforación, en la provincia de Cabinda, Angola, labores guiadas por un consorcio en el que Cupet poseía el cinco por ciento de los intereses.

Para La Habana la medida tiene un marcado carácter extraterritorial y reafirma el fortalecimiento de la persecución económica, comercial y financiera contra las transacciones cubanas.

Adoptada a solo tres días de la multa impuesta a la compañía francesa CGG Services S.A., por un valor de 614 mil 250 dólares, es además contraria al nuevo enfoque de la política de Estados Unidos hacia Cuba.

En su pronunciamiento, la Cancillería de la Isla señala. además, que la sanción agudiza el efecto disuasivo sobre las entidades estadounidenses y extranjeras interesadas en desarrollar negocios con el país, a la vez que reafirma la necesidad de eliminar el bloqueo en su totalidad como elemento esencial para avanzar hacia la normalización de las relaciones bilaterales.

Con esta multa, Halliburton se une a otras entidades -cinco estadounidenses y tres de otras nacionalidades- que han sido multadas por Washington desde el anuncio de su cambio de política hacia La Habana el 17 de diciembre de 2014, por un monto acumulado cercano a los tres mil millones de dólares.
Durante el período de gobierno de Barack Obama (2009-2016) la cantidad de multas por violaciones de los regímenes de sanciones contra Cuba y otros países es de 49, superior al de cualquier otro mandato presidencial. El valor acumulado de todas rebasa los 14 000 millones de dólares.

DENUNCIA CUBA INCUMPLIMIENTO DE RESOLUCIONES SOBRE MARCAS Y PATENTES DE LA ISLA

Cuba denunció una vez más ante la Organización Mundial del Comercio el incumplimiento prolongado de los Estados Unidos de legislaciones que impiden a los tribunales estadounidenses reconocer marcas y patentes cubanas, como Havana Club, informó Cubaminrex.

Así expresó la embajadora de Cuba ante la Oficina de Naciones Unidas en Ginebra y otros Organismos Internacionales con sede en Suiza, Anayansi Rodríguez Camejo, durante la reunión ordinaria mensual del Órgano de Solución de Diferencias (OSD), de ese organismo internacional.

La embajadora se refirió específicamente a la Sección 211 de la Ley Ómnibus de Asignaciones de 1998, que mantiene vigencia total, a pesar de que el 11 de febrero sesionó una audiencia en el Subcomité de Propiedad Intelectual del Comité Judicial de la Cámara de Representantes del Congreso estadounidense para evaluar acciones futuras de ese Órgano, con respecto a la marca Havana Club.

Asimismo, Rodríguez Camejo informó que recientemente Bacardí solicitó al Departamento del Tesoro de los Estados Unidos que explique las razones para de conceder la renovación del registro de la marca Havana Club al Gobierno cubano, y pidió a la Oficina de Marcas y Patentes de ese país que revierta el registro.

De las declaraciones de Bacardí, aseveró, así como también de los funcionarios del Gobierno que acudieron a la misma, se desprende que este tema se encuentra lejos de encontrar una solución satisfactoria y enfrentará importantes y costosos conflictos jurídicos en un futuro próximo, refiere Cubaminrex.

La diplomática enfatizó que la Sección 211 integra el conjunto de legislaciones que configuran la unilateral, injusta e ilegal política de bloqueo estadounidense contra Cuba, rechazada por la comunidad internacional.

Durante el encuentro, se produjo un amplio debate entre los miembros de la Organización y se reconoció que si bien se han dado pasos positivos, como la renovación por un período de diez años de la marca Havana Club en los Estados Unidos, esa no constituye la solución definitiva de la disputa.

Al respecto, un número importante de miembros destacaron que el tema de la Sección 211 debe continuar analizándose en el OSD hasta su completa resolución y que el incumplimiento continuado de esta diferencia conlleva serias implicaciones sistémicas en el funcionamiento del Órgano.

Fuente: Prensa Latina y Agencia Cubana de Noticias

Ver además

Presidió Díaz-Canel inauguración de Encuentro Justicia y Derecho

Sesionará hasta el próximo viernes