Para la cobertura de este período de sesiones del Parlamento hay mejoras en la sala de prensa (Foto: Yoandry Avila Guerra)
Para la cobertura de este período de sesiones del Parlamento hay mejoras en la sala de prensa (Foto: Yoandry Avila Guerra)

Hay muchos asuntos a tratar, a analizar, y muchas acciones por emprender o concretar. Ahora mismo el Parlamento cubano debate, expone, rinde cuentas, prevé, decide, sobre asuntos impostergables de la realidad del país cuando casi concluye 2015. Distribuidos en diez comisiones, los diputados examinan, fiscalizan, controlan y se proyectan hacia el nuevo año.

En esos grupos de trabajo, hay parlamentarios periodistas (17) y, además, están presentes muchos profesionales de la prensa para reportar a los diferentes públicos, incidencias de estos debates, que desmenuzan el hoy de Cuba en todos los sectores y esferas de la vida, y trazan políticas para el futuro mediato, el año que empieza muy pronto y llega con la celebración del 57 aniversario de la Revolución.

La mayoría de las y los periodistas aquí presentes, no llegan a la mitad de estos 57 años, solo algunos –los menos ya- habíamos nacido al triunfo del primero de enero de 1959, o vieron la luz en las iniciales décadas de la Revolución. Son tiempos nuevos con gente nueva, calificada, pertrechada de teorías de la comunicación y de herramientas tecnológicas modernas para comunicar, informar, contar, decir…

Estos, los nuevos profesionales del periodismo, como todos los de su edad, tienen prisa. Pueden oir hablar de diagnósticos y de problemas, pero prefieren dar noticias sobre soluciones. ¡Es tan reconfortante decirle buenas nuevas al pueblo!, comenta alguno. Pero no andan queriendo evadir lo que les toca hacer, así que se meten de lleno en los debates de las comisiones para aprender y luego comentan para sus públicos con argumentos y conocimiento de causa.

Algo novedoso para esta cobertura periodística, es la mejoría técnica a que fueron sometidas las computadoras de la sala de prensa, la instalación de wifi en esta área y las condiciones para conectar laptops, tablets y otros equipos. ¡La conexión está rápida!, es una expresión reiterada en esta jornada.

Así lo corrobora, la colega Cira Rodríguez, de la agencia Prensa Latina, al precisar que de esta manera se puede lograr la inmediatez, uno de los principios del periodismo, y alaba que también se han ubicado más cantidad de puestos para trabajar.

En cuanto al acceso a la información en las comisiones en que los diputados laboran, Rodríguez comentó que la prensa solo no tuvo acceso a la de Relaciones internacionales, y posteriormente una funcionaria dio un “briefing” sobre lo tratado. Pero, si estamos aquí, deberíamos estar presentes en todo, para conocer al detalle lo que discuten nuestros parlamentarios, dijo.

Control y fiscalización, son palabras redundantes en los enunciados de temas que abordan los diez grupos de trabajo, así como implementación, práctica, seguimiento, medidas, atención, participación, vocablos de nuestro lenguaje indicativos de movilidad.

Apenas es el primer día de  trabajo del sexto período de sesiones de la octava legislatura. El país tiene avances innegables. El mundo que nos rodea, -tangible, intangible-, permea y condiciona nuestra propia manera de intentar seguir creciendo. Al Parlamento le toca asumir sus variopintas tareas legislativas, sin creer que sus integrantes son magos o gurúes. Nosotros, las y los periodistas, seguimos en el empeño ético de llevar información veraz, rápida y confiable.

Otra vista de la sala de prensa en el Palacio de Convenciones (Foto: ZFM)
Otra vista de la sala de prensa en el Palacio de Convenciones (Foto: ZFM)

Ver además

Accidente aéreo consterna a Cuba

El siniestro ocurrió cerca del aeropuerto internacional José Martí, de La Habana