logo felapEl próximo 7 de junio de 2016, nuestra respetada y querida Federación Latinoamericana de Periodistas, FELAP, cumple 40 años de acompañar, no sólo a los informadores sino a la sociedad toda, en sus luchas por las libertades de Prensa y Expresión y desde luego, en la batalla constante por la integridad física de los comunicadores y sus medios.


Por Teodoro Rentería Arróyave (*)

Son 40 años, de una perseverante presencia en el Continente, y por qué no decirlo, en el mundo, en esa tarea gigantesca contra los enemigos de las libertades primarias, los cuales sólo tienen como argumento de sus mezquinos intereses el arma asesina. ESE ES SU COMPROMISO Y SU DESTINO.

La Federación Latinoamericana de Periodista, FELAP, se fundó en México y en la ciudad de Cuernavaca, el 7 de junio de 1976, como una respuesta seria y comprometida con los periodistas victimados: asesinados, desaparecidos y/o perseguidos por las sanguinarias dictaduras de los países del Cono Sur de nuestra América.

Aquí, en México, nuestro país, se les recibió y se les protegió, a esos colegas y a sus familias, muchos de ellos lograron su carta de naturalización. Desde hace muchos ayeres son ciudadanos mexicanos y han formado familias mexicanas.

Tomo del libro FELAP, “Treinta años de principios, Periodismo libre en Patrias libres”, que la Universidad de Colima nos publicó con motivo precisamente de su XXX Aniversario, que con todo honor celebramos en las localidades mencionadas, estos pensamientos que expresamos para recordar su historia fundacional.

Treinta años de principios, es una frase que se escribe y se pronuncia en breve espacio y en breve tiempo, en el caso de la Federación Latinoamericana de Periodistas, FELAP, es mucho más que un lugar o un período, son treinta años -ahora cuarenta-, de una lucha inacabable por defender la grandeza del único periodismo que conocemos, el comprometido con los pueblos, en sus emancipaciones, en su desarrollo y en su grandeza libre y soberana.

México, que fue cuna de la FELAP en momentos difíciles para América Latina, cuando en la década de los setenta se habían hecho del poder las pedestres dictaduras castrenses y los hermanos periodistas buscaron refugio para salvar sus vidas y en muchos casos las de sus familias, sin perder nunca su obligación del ejercicio periodístico, encontraron no sólo el abrigo humano sino también los apoyos necesarios, como el asilo político y el trabajo digno, para continuar sin desmayo alguno su lucha en la defensa de las libertades de prensa y expresión.

Acerca de cumplir esas cuatro décadas, la situación no ha cambiado, en muchos lugares se ha agudizado: México, sigue ostentando el vergonzoso título de ser el país mas peligroso en el mundo para ejercer el periodismo. Acompañémonos con la FELAP en nuestras comprometidas luchas por el Derecho a la Información de los pueblos.

(*) Periodista y escritor; Presidente del Colegio Nacional de Licenciados en Periodismo, CONALIPE; Secretario de Desarrollo Social de la Federación Latinoamericana de Periodistas, FELAP; Presidente fundador y vitalicio honorario de la Federación de Asociaciones de Periodistas Mexicanos, FAPERMEX, y miembro del Consejo Consultivo permanente del Club Primera Plana.

Ver además

Actualidades sobre la informatización de la sociedad

Hoy en la Mesa Redonda, en primera parte