Buscan en Chile rescatar trayectoria de Elmo Catalán

Portada de la edición cubana del libro sobre el guerrillero Elmo Catalán
Portada de la edición cubana del libro sobre el guerrillero Elmo Catalán

Escribió libros, hizo periodismo investigativo y trabajó con Salvador Allende, pero la figura de Elmo Catalán, chileno guerrillero asesinado en Bolivia, todavía es poco conocida en su país natal.

Bajo esa premisa, el escritor y periodista cubano José Bodes Gómez, difunde su libro “En la senda del Che, biografía de Elmo Catalán”, lanzado el pasado domingo en la Feria Internacional del Libro de Santiago (Filsa).

BodesEn un encuentro con medios extranjeros acreditados en Chile, Bodes Gómez, ex corresponsal de la Agencia de Noticias Prensa Latina en diversos países, entre ellos Chile, subrayó su empeño en dar a conocer al máximo la vida de Catalán.

Lo conoció en 1964 en Santiago de Chile, cuando también el entonces joven chileno trabajó para Prensa Latina y hurgó en sus facetas de dirigente sindical del sector minero, allegado al Movimiento de Izquierda Revolucionario y al Partido Socialista.

“Era un hombre de carácter fuerte y convicciones revolucionarias, gran amigo y admirador de Cuba, que luego se integró a la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) boliviano y fue asesinado”, declaró Bodes Gómez.

Precisamente el autor del libro, ahora en Chile para presentar la segunda edición después de publicarse en Cuba en 2008, puso en duda la información oficial ofrecida sobre los crímenes de Catalán y su compañera sentimental Jenny Koeller.

“El asesino confeso (Aníbal Crespo Ross) que era del ELN aseguró que disparó dos balazos a Elmo y uno a Jenny (quien estaba embarazada); sin embargo, algunos forenses comentaron que no encontraron heridas de bala en los cuerpos”, apuntó.

Tampoco se permitió a interesados en Chile, entre ellos el entonces senador Allende, que expertos chilenos fueran a Bolivia a investigar los cadáveres, enterrados en Cochabamba por la dictadura de la época, añadió Bodes Gómez.

Al margen de la coincidencia con el autor del texto biográfico, Elmo Catalán hijo señaló a Prensa Latina que aparte de interesarse por todos los detalles humanos alrededor de la vida y muerte de su padre, quiere divulgar su obra en Chile.

“Sufrimos cortinas de silencio tremendas, desde mi propia madre hasta mucha gente de la familia y en realidad yo era un niño que vivió el funeral simbólico de mi padre a su modo. Es un largo y duro proceso”, apuntó.

Quiero revisar y profundizar en su obra completa, que incluye el tiempo en que fue jefe de prensa de campaña de Allende en 1964 y estrecho colaborador; hombre con libros de una capacidad intelectual notable, y que solo vivió 38 años, completó.

“El asesino confeso (Aníbal Crespo Ross) que era del ELN aseguró que disparó dos balazos a Elmo y uno a Jenny (quien estaba embarazada); sin embargo, algunos forenses comentaron que no encontraron heridas de bala en los cuerpos”, apuntó.

Tampoco se permitió a interesados en Chile, entre ellos el entonces senador Allende, que expertos chilenos fueran a Bolivia a investigar los cadáveres, enterrados en Cochabamba por la dictadura de la época, añadió Bodes Gómez.

Al margen de la coincidencia con el autor del texto biográfico, Elmo Catalán hijo señaló a Prensa Latina que aparte de interesarse por todos los detalles humanos alrededor de la vida y muerte de su padre, quiere divulgar su obra en Chile.

“Sufrimos cortinas de silencio tremendas, desde mi propia madre hasta mucha gente de la familia y en realidad yo era un niño que vivió el funeral simbólico de mi padre a su modo. Es un largo y duro proceso”, apuntó.

Quiero revisar y profundizar en su obra completa, que incluye el tiempo en que fue jefe de prensa de campaña de Allende en 1964 y estrecho colaborador; hombre con libros de una capacidad intelectual notable, y que solo vivió 38 años, completó.

Fuente: Prensa Latina