Un acto hermoso, memorable y sentido

acto_uh01La celebración de los 50 años del inicio de la carrera universitaria de Periodismo en el Aula Magna de la Universidad de La Habana, elevó las almas, destapó sueños y anécdotas y generó nuevos compromisos entre la academia y la Upec.

Fue un todo, cuyas partes resultaron indispensables para la recordación sentida, la elevación del sentimiento y el gusto por lo bello: poemas martianos, música sublime de saxofón y guitarra y voces frescas de estudiantes de comunicación, un guión coherente y bien leído, tres discursos femeninos: por la academia, la Upec y el estudiantado. Nada mejor para celebrar el aniversario 50 de la carrera universitaria de periodismo en Cuba.

La doctora en Ciencias de la Comunicación y egresada de ese primer grupo de jóvenes que ingresaron a esta carrera en 1965, Miriam Rodríguez Betancourt expresó que, al celebrar no se puede pasar por alto el reconocimiento a los que dieron los primeros pasos, nada fáciles por cierto, para respaldar, impulsar y defender que los estudios de Periodismo se inscribieran en el nivel universitario por primera vez en Cuba.

Nombró entonces al Doctor Armando Hart por su sostenido apoyo; a Ernesto Vera, Lázara Rodríguez Alemán, Tomás Lapique, Mirta Aguirre, Honorio Muñoz, Vicentina Antuña, Pelegrín Torras y Carlos Amat, a quienes llamó visionarios, con toda justicia y razón.

Corrían los convulsos años 60 y eran distintas las procedencias de aquel grupo fundacional al que, sin embargo, unía la pasión por servir al proceso revolucionario, dijo la oradora, y agregó que todo estaban convencidos, muchos antes de que Gabriel García Márquez lo apuntara, que el periodismo es el mejor oficio del mundo.

A manera de reportaje fue contando de cada aspecto de esta inserción a la vida universitaria y el largo paso en medio siglo de trabajo, dejando claro que “aunque cada etapa tiene sus propias señas de identidad, los afanes, los problemas y las esperanzas forman una continuidad en la que siempre nos reencontramos los universitarios cubanos”.

Hizo un reconocimiento explícito a profesores y a quienes condujeron la escuela de periodismo, entre otros, que viven resguardados en la memoria agradecida de cada uno de quienes estudiaron Periodismo en esta media centuria.
A continuación, recibieron diplomas de reconocimiento once de los egresados de ese primer curso histórico. Son ellos Leonardo Cuesta Álvarez, Concepción Sánchez Villa, Nancy Núñez Pírez, José Mayo Fernández, Víctor Joaquín Ortega, Miriam Rodríguez Betancourt, Carlos Piñeiro Loredo, Eloísa Ballester, Hugo Ríus Blein, Irma Cáceres Pérez y Arnaldo Correa Wilson.

acto_uh02
Aixa Hevia entrega un cuadro a Raúl Garcés, en reconocimiento especial a la Facultad de comunicación de la UH.

También la vicepresidenta primera de la Upec, Aixa Hevia, entregó al Doctor Raúl Garcés, decano de la Facultad de Comunicación de la UH, una obra plástica como reconocimiento especial, y un diploma que se le hará llegar a la doctora Nuria Nuiry maestra de varias generaciones de periodistas.

Por su parte; Belkys Pérez Cruz, vicepresidenta de la Upec, centró sus palabras en resaltar el vínculo cada más sólido e inseparable entre la Academia y la Unión de Periodistas de Cuba, cuyos esfuerzos lograron la apertura de siete escuelas de periodismo en el país con cientos de graduados que nutren hoy los medios de prensa.

De estos nexos insoslayables se nutre también el Instituto Internacional de Periodismo José Martí, cuyos cursos, talleres y diplomados reciben el concurso de profesores de la Facultad de Comunicación de la UH, apuntó.

Medio siglo después, estamos agradecidos a los que abrieron el camino y lo han llevado adelante con éxito. Aquel espíritu perdura en las aulas de la nueva escuela, como tributo permanente a los miles de profesionales que escogieron como proyecto el que para muchos sigue siendo el mejor oficio del mundo, concluyó Pérez Cruz.

Otro emotivo momento fue la lectura de una crónica enviada por dos periodistas colombianos que se graduaron en esta escuela en 1974. Son ellos Armando Orozco e Isabel García.

La continuidad generacional se vio refrendada por las emotivas y hermosas palabras de la estudiante de quinto año de periodismo, Dariadna Reinoso Rodríguez, quien cronicó sus andares desde la selección de la carrera, los primeros pasos, el choque y energía recibida en los medios de prensa durante las prácticas preprofesionales.

“Desde la pertenencia y el deber, como nos convidara el profesor Julio García Luis, aspiramos los jóvenes a enarbolar un Periodismo mejor en pos de un destino mejor para la Patria, en pos de una ciudadanía más cívica, participativa y comprometida”, aseguró la joven casi egresada.

La música cerró con broche de oro, tal cual el inicio y varios cortes durante el emocionante acto. Fundidos en abrazo fraterno, se apreciaron juntos a mayores e imberbes, a damas con cabellos blancos y muchachas luminosas, a profesores y alumnos, en la certeza de que juntos se renuevan los bríos.

Presidieron el acto, Frank González, vicerrector de Información y Comunicación de la Universidad de La Habana; el máster Enrique Villuendas, funcionario del Departamento Ideológico del Comité Central del Partido, y  la doctora Maribel Acosta Damas, jefa de la comisión nacional de la carrera de Periodismo, además de Aixa Hevia y Garcés.

Estuvieron presentes en la histórica Aula Magna, además, Nereyda López, secretaria general del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Cultura, Bárbara Doval, vicepresidenta de la Upec, directores de medios de prensa, alumnos de las primeras cinco promociones de periodismo en este centro de altos estudios, jóvenes universitarios que hoy cursan la carrera, y profesores y docentes.