El Presidente cubano ante el plenario de Naciones Unidas (Foto: Embacuba EE.UU)

El Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de Cuba, General de Ejército Raúl Castro Ruz, intervino el sábado en la cumbre de la ONU sobre los objetivos de desarrollo sostenible 2015-2030.

“Los avances, quince años después de adoptados los Objetivos de Desarrollo del Milenio, son insuficientes y desigualmente distribuidos. Persisten, e incluso se agravan en muchos casos, niveles inaceptables de pobreza y desigualdad social, incluso en las propias naciones industrializadas”, destacó el presidente cubano.

Asimismo, se refirió en su breve y contundente discurso a las problemáticas que afectan al mundo de hoy como las crisis migratorias, motivadas por los conflictos bélicos y la dura situación económica que enfrenta una parte de la humanidad, lo cual incrementa la brecha entre el Norte y el Sur y la polarización de las riquezas.

“No menos de 2 mil 700 millones de personas en el mundo viven en la pobreza. La tasa global de mortalidad infantil en menores de cinco años, sigue siendo varias veces la de los países desarrollados. La mortalidad materna en las regiones en desarrollo es 14 veces más alta que en aquellos”, precisó.

Raúl enfatizó también en la importancia de que los debates sobre temas como los objetivos de desarrollo sostenible compulsen a la toma de acuerdos que se puedan concretar en acciones.

Si queremos un mundo habitable de paz y concordia entre las naciones, de democracia, justicia social y respeto a los derechos humanos de todos, tendríamos que adoptar compromisos tangibles en materia de ayuda al desarrollo y solucionar el problema de la deuda, ya varias veces pagada, expresó.

Sería necesario, continuó, crear otra arquitectura financiera internacional, eliminar el monopolio tecnológico y del conocimiento de las naciones industrializadas y que estas aceptaran su deuda histórica, a partir de responsabilidades comunes, pero diferenciadas.

La falta de recursos no puede esgrimirse como pretexto cuando se invierten 1,7 millones de millones de dólares anuales en gastos militares, sin cuya reducción no serán posibles el desarrollo ni una paz estable y duradera, añadió.

El Presidente cubano manifestó que el restablecimiento de relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos, la apertura de embajadas y los cambios en la política hacia nuestro país declarados por Obama constituyen un importante avance que ha concitado el apoyo internacional.

Sin embargo, apuntó, persiste el bloqueo económico, comercial y financiero por más de medio siglo, el cual causa daños y privaciones al pueblo cubano, es el principal obstáculo para el desarrollo del país, afecta a otras naciones por su extraterritorialidad, y perjudica a los ciudadanos y empresarios estadounidenses. Además, el bloqueo ha sido rechazado en numerosas ocasiones por la abrumadora mayoría de los países miembros de la Organización de Naciones Unidas.

Pese a todo, Cuba cumplió los objetivos del milenio y brindó su ayuda a otros países en varios sectores, lo que continuaremos haciendo con nuestros modestos esfuerzos; dijo Raúl.

No renunciaremos a la solidaridad, la lucha por la dignidad humana y la justicia social, que son convicciones profundas de nuestra sociedad socialista; concluyó.

Encuentro con senadores y representantes de EE.UU (Foto: Estudios Revolución)

CONTINÚA INTENSA LA AGENDA DE RAÚL

En su tercer día en Nueva York el mandatario cubano continuó con una apretada agenda de trabajo, paralela a su participación en los eventos convocados por la ONU, que incluyó encuentros con el expresidente norteamericano William Clinton, el alcalde de la ciudad Bill de Blasio, el primer ministro de Suecia Stefan Löfven, el secretario general de Naciones Unidas Ban Ki Moon e importantes empresarios de este país.

La reunión con Clinton, quien fuera elegido presidente de Estados Unidos en 1992 y reelecto en 1996, fue una oportunidad para dialogar acerca de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos. En un ambiente de respeto intercambiaron sobre lo que ha ido sucediendo desde el 17 de diciembre pasado y los aspectos aún pendientes, entre ellos el levantamiento definitivo del bloqueo.

La conversación también giró en torno al tema de Haití y la ayuda solidaria que mantiene desde hace años Cuba con esa nación del Caribe, toda vez que Clinton fue elegido en el año 2009 enviado especial de la ONU para Haití y preside una fundación que desarrolla programas en beneficio de esa empobrecida nación.

Al término del encuentro Clinton le dijo a Raúl que había disfrutado mucho la conversación y le agradeció la posibilidad de haberlo conocido, lo cual fue reciprocado por el presidente cubano.

Luego el General de Ejército se entrevistó en la Sede de la Misión Cubana ante la ONU con Bill de Blasio, alcalde de la ciudad de Nueva York, quien dijo sentirse halagado con la presencia del mandatario cubano aquí y le dio la bienvenida. Como lo había hecho público en ocasiones anteriores, también expresó su apoyo al acercamiento de su país con la isla caribeña.

Raúl agradeció especialmente la ayuda del alcalde al proyecto de realizar una réplica de la estatua ecuestre de José Martí ubicada en el Parque Central para llevarla a La Habana. Vale recordar que ese homenaje al Apóstol fue realizado por la escultura Anna Hyatt Huntington, luego de inspirarse en el cuadro de Esteban Valderrama que inmortaliza el instante en que Martí cae mortalmente herido. Desde 1965 la estatua ha sido lugar de peregrinación de muchos cubanos que pasan por esta ciudad.

Más tarde el primer ministro de Suecia, Stefan Löfven, también acudió a la sede de la misión de Cuba para reunirse, por vez primera desde su designación en el cargo, con el mandatario cubano.

Cerca de las seis de la tarde del sábado, Raúl acudió a la sede de la ONU para encontrarse con Ban Ki Moon, con quien se había reunido antes en Panamá durante la Cumbre de las Américas. En esta ocasión conversaron, entre otros temas, sobre la Agenda de Desarrollo Posterior al 2015 y los Objetivos de Desarrollo del Milenio, los que se han cumplido plenamente en la Isla y muchos de ellos se alcanzaron antes de que fueran acordados en el año 2000.

Raul y MaduroCuando concluyó la reunión, Raúl le obsequió a Ban Ki Moon un cuadro del artista de la plástica Alexis Leyva Machado (Kcho) titulado el Rostro del Mundo, que representa el planeta Tierra conformado por sus habituales botes, el cual a decir del presidente cubano simboliza las actuales migraciones que son consecuencia de devastadoras guerras.

También en la sede de la ONUse realizó poco después la ceremonia de establecimiento de relaciones diplomáticas con Palau. Los presidentes Raúl Castro y  Thomas Remengesau fueron quienes firmaron el acuerdo.

El mandatario de Palau expresó que “el hecho simboliza el respeto que Cuba siente por los países pequeños. Mi país atesora esta relación y haremos todo lo posible para que prospere”.

En tanto, Raúl dijo que no importan las distancias ni el tamaño de los países, “nuestro gobierno decidió tener vínculos con todos los países y actualmente tenemos relaciones con la mayoría”. Y sentenció luego que “mientras más pequeño es un país, más hay que respetarlo”.

Al término de la jornada del sábado en la agitada y cosmopolita ciudad de Nueva York, el General de Ejército se encontró con un grupo de empresarios norteamericanos, entre ellos Thomas Donohue y Jodi Bond, presidente y vicepresidenta para las Américas de la Cámara de Comercio de Estados Unidos, respectivamente.

Además allí estaban Douglas R. Oberhelman, presidente de la compañía Carterpillar; Kenneth Siegel, administrador y abogado principal de la cadena hotelera Starwood; Art Torno, vicepresidente principal de American Airlines; y Lee Godown, vicepresidente de General Motors.

En esta reunión se trataron las oportunidades de negocio que trae consigo el proceso de normalización de relaciones entre Cuba y Estados Unidos, sobre todo luego de que se levante el bloqueo.

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, le obsequió un bate de béisbol a Raúl (Foto: Estudios Revolución)
El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, le obsequió un bate de béisbol a Raúl (Foto: Estudios Revolución)

OTROS ENCUENTROS CON IMPORTANTES PERSONALIDADES

El presidente Raúl Castro Ruz sostuvo en la tarde del viernes varios encuentros bilaterales, como parte de su agenda de trabajo en Nueva York, a la que arribó el jueves con motivo de la Cumbre de Desarrollo posterior al 2015 y el debate general del 70 periodo de sesiones de la Asamblea General de la ONU.

Al filo del mediodía se reunió con el mandatario de Mozambique, Felipe Nyussi, en un ambiente calificado de cordial, muestra de los lazos que han unido a los dos países durante años.

Más tarde se encontró en la Sede de la Misión Cubana ante la ONU con el gobernador del Estado de Nueva York, Andrew Cuomo, quien había estado en la Isla en abril pasado junto a una delegación de empresarios norteamericanos. Fue esta una oportunidad para intercambiar sobre lo logrado desde esa visita con el fin de continuar desarrollando los vínculos entre Nueva York y Cuba.

También el General de Ejército se entrevistó con un grupo bipartidista de legisladores norteamericanos que han mantenido posiciones favorables al cambio de lapolítica estadounidense hacia Cuba y trabajan arduamente para acercar a ambos países. Entre ellos estuvieron los senadores Patrick Leahy y Heidi Heilkamp, así como los representantes Barbara Lee, James McGovern, Thomas Emmer, Karen Bass, Gregory Meeks, Nydia Velázquez, Charles Rangel y José Serrano.

Durante el encuentro dialogaron sobre los pasos que se han ido dando desde el 17 de diciembre y las cuestiones aún pendientes para seguir avanzando en el proceso de normalización de las relaciones. Raúl les agradeció especialmente los esfuerzos desplegados por ellos durante tantos años.

Al cierre de la jornada, Raúl recibió al presidente venezolano Nicolás Maduro, quien estaba acompañado por la canciller Delcy Rodríguez, el embajador de Venezuela ante la ONU, Rafael Ramírez, y la primera combatiente Cilia Flores. La reunión volvió poner de manifiesto la solidaridad de Cuba con la patria bolivariana.

Tambien en la jornada del  viernes, el Presidente cubano asistió  al Plenario de la Organización de las Naciones Unidas en Nueva York,  para escuchar el histórico discurso de Su Santidad el Papa Francisco. En esa ocasión estuvo acompañado del Ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez Parrilla, y el Ministro de Comercio Exterior e Inversión Extranjera, Rodrigo Malmierca.

(Con información de www.granma.cu)

Ver además

Presidió Díaz-Canel inauguración de Encuentro Justicia y Derecho

Sesionará hasta el próximo viernes