Cuba apuesta por una sociedad conectada

Vista del área frente a los hoteles Riviera y Cohíba, en La Habana, donde cada noche acuden a conectarse al wifi decenas de personas
Vista del área frente a los hoteles Riviera y Cohíba, en La Habana, donde cada noche acuden a conectarse al wifi decenas de personas

Existe en Cuba la voluntad política de continuar avanzando en el proceso de informatización y acercar cada vez más estos servicios a la población, aseguró el viceministro de Comunicaciones Wilfredo González en la Mesa Redonda de la TV Cubana dedicada  a este importante tema.

Al hacer un recuento de lo avanzado desde febrero último, cuando tuvo lugar el Primer Taller Nacional de Informatización y Ciberseguridad, el vicetitular precisó que entre las principales transformaciones se incluyen las organizativas, otras referidas a la industria de aplicaciones informáticas, así como la ampliación de capacidades de acceso a Internet sobre la base de la más amplia participación, que debe concebir la responsabilidad individual y colectiva.

Informó González que desde el 4 de junio de 2013, cuando empezó el proceso de ampliación, hasta la fecha, suman más de tres millones los cubanos que acceden a Internet, y aproximadamente un millón utiliza el servicio Nauta.

La intención es continuar potenciando, dijo, la infraestructura en las comunicaciones, ya sea de manera alámbrica o inalámbrica, e impulsar el desarrollo de la banda ancha, garantía de calidad. Los elementos económico-financieros marcan el desarrollo de estos empeños, sentenció.

Hizo mención a 35 proyectos de mayor impacto en el desarrollo de las tecnologías consideradas básicas, y refirió que dichos proyectos parten de dos premisas fundamentales: crear capacidades e infraestructura tecnológica y, a la vez, considerar la seguridad tecnológica y su sostenibilidad. Estos 35 proyectos se consideran como la plataforma de la Red Cuba.

Entre dichos proyectos, mencionó el referido al sistema bancario; el de la informatización de los registros públicos, para lo cual hay que informatizar los registros primarios —precisó—; así como el de la TV digital. Con respecto a este último, señaló que ya se han comercializado más de 500 mil cajas decodificadoras.

Acotó el viceministro que estos procesos no están exentos de insuficiencias. “El desafío rebasa al sector de las comunicaciones e incluye a la mayoría de las instituciones y a la sociedad toda”, puntualizó.

La directora ejecutiva de ETECSA, Mayra Arevich Machín, subrayó que el desarrollo de la infraestructura en las comunicaciones depende de que se haga de manera sostenida. Recalcó que “el desarrollo de las telecomunicaciones de Cuba tiene que ir al mismo ritmo de la economía”.

Destacó la importancia de la seguridad para evitar ataques informáticos. “No podemos poner en riesgo nuestra economía ni la seguridad de los servicios, enfatizó. Por tanto, hay que trabajar para mantener con seguridad y sostenibilidad nuestras aplicaciones”.

Arevich recordó que a partir del año 2000 empezó el desarrollo de Internet en Cuba, y enfatizó en la importante premisa de mejorar la infraestructura y el ancho de banda de las entidades. Hoy, agregó, la mayoría de los ministerios cubanos pueden hospedar sus aplicaciones en los centros de datos.

Entre lo conseguido este año, señaló el trabajo en la integración de las universidades, así como la modernización de la plataforma de Infomed. Es algo de lo que nos sentimos muy orgullosos, comentó.

Calificó al servicio Nauta como el de mayor impacto actualmente, pero recordó que este tuvo sus comienzos en julio de 2013 cuando alcanzó las salas de navegación, y luego se incorporó a los Joven Club de Computación y Electrónica.
En cuanto a esta última alternativa de acceder a la red de redes, instó a la población a hacer uso también de la misma, porque no todos conocen de esta posibilidad.

La directiva dio a conocer la inclinación de los pobladores por la cuenta temporal Nauta, de la que se han vendido aproximadamente 3,8 millones. No obstante, llamó la atención sobre las ventajas de la cuenta permanente, cuya duración es de un año y permite ser recargada a través de bonos. Arevich insistió en que la cuenta permanente ofrece mayores facilidades, evita los viajes a los puntos de venta y caer en manos de revendedores.

Al hacer mención a que Nauta también permite acceder al correo desde dispositivos móviles a partir del 3 de marzo de 2014, recordó que “para nosotros eso fue un gran reto. No estuvimos preparados para ese mercado, a pesar de que ya llevábamos un año con las salas de navegación. Pero hoy tenemos un servicio estable”.

Se contabilizan en la actualidad unos tres millones de móviles —ha sido una explosión en pocos años, acotó— y cerca de un millón de clientes con correo Nauta.

Las áreas Wifi

La directora ejecutiva de ETECSA, Mayra Arevich, expresó la intención de aumentar el número de áreas Wifi, que en el presente suman 35.

Refirió que en general, desde el punto de vista técnico, hay en estas áreas una buena conexión. Suman unas 55 mil conexiones al sistema, y aproximadamente ocho mil simultáneas. Explicó que en torno a una antena se pueden conectar unos 60 clientes y, aunque hay los llamados momentos pico porque todos los sistemas inalámbricos comparten la concurrencia, en general el servicio ha sido satisfactorio.

Interrogada acerca de la práctica de conectarse varios por una misma cuenta, aclaró que ello, aunque puede hacerse, atenta contra la calidad del servicio que reciben esos clientes, porque para obtener buenos resultados, se requiere un determinado ancho de banda.

Comentó que existen puntos de acceso Wifi que no reúnen todas las condiciones para que las personas puedan navegar con comodidad, y con vistas a los nuevos se proponen hacer conciliaciones previas a instancias municipales y provinciales para lograr un mayor confort.

Acerca de las tarifas del servicio Nauta, detalló que la política ha sido ir bajando poco a poco los precios, que ya descendieron de 4.50 cuc la hora, a 2 cuc. “Sabemos que es alta, dijo, depende de la capilaridad del sistema, pero vamos a continuar bajando las tarifas poco a poco. Buscaremos ofertas especiales para las cuentas permanentes”.

Entre las prioridades a corto plazo de ETECSA, señaló el continuar trabajando en el desarrollo de la infraestructura y la capacitación del personal, lo cual permitirá crear nuevos servicios. Aspiramos a tener una sociedad conectada, afirmó.
Seguir ampliando puntos wifi antes de fin de año es otra de las prioridades así como incrementar las salas de navegación y también los servicios de datos. Arevich puntualizó que se continuarán desplegando los programas iniciados, pero no se puede ir corriendo, agregó.

Las ciencias informáticas y otras ventanas

El vicerrector de producción de la Universidad de Ciencias Informáticas (UCI), Reynaldo Rosado Roselló, aseguró en la Mesa Redonda que hoy el potencial de desarrollo de la industria informática en Cuba lo constituyen las 30 empresas desarrolladoras de software, las cuales hoy trabajan en equipos y alianzas estratégicas.

Como elemento decisivo de este quehacer mencionó los recursos humanos. Rememoró que hace 13 años Fidel tuvo la visión de crear la UCI para formar de manera acelerada informáticos y hoy podemos hablar de una industria del software, porque contamos con alto número de ingenieros informativos y de otras carreras afines.

Hizo mención a 128 proyectos desarrollados por la UCI, una universidad atípica por tratarse de un centro docente y productivo a la vez, que sirve de soporte a la industria cubana del software.

Esa casa de altos estudios tiene ya más de 1000 programadores, informó Rosado, organizados en 14 centros. En total, los egresados de la UCI rebasan los 13 mil 500. “Tenemos el reto de convertir la industria cubana del software en elemento aportador de divisas para el país”, recordó.

En cuanto a los Joven Club de Computación y Electrónica, creados en 1987, su directora, Anamaris Solórzano, indicó entre sus prioridades el seguir ofreciendo soporte técnico a la enciclopedia cubana Ecured, con unas 200 mil visitas diarias.

Para ello, también han elaborado la Ecured portátil y la Ecumóvil (para androide 2.2 o superior) en dos modalidades, con y sin imágenes, la segunda puede ser descargada de la red.

En especial, Solórzano abundó en las posibilidades de conexión de los JC mediante las salas Nauta, de las cuales ya han abierto 131 este año, al menos una por municipio. Enfatizó en que la preparación de los trabajadores de los JC permite dar a los internautas una atención personalizada.

Asimismo, se dio a conocer en el espacio televisivo sobre la creación de la Unión de Informáticos de Cuba, lo cual es reclamo de los profesionales de las tecnologías de la información y las comunicaciones, aseveró Ailyn Febles, vicerrectora de la UCI y coordinadora del proceso de gestación de la nueva organización.

Hoy, ya totalizan cerca de cuatro mil los profesionales inscritos y se despliega todo un proceso fundacional que deberá concluir el venidero enero. “Será, refirió Febles, una organización abanderada del software libre y defensora de la soberanía tecnológica y vitrina del avance tecnológico alcanzado por Cuba”.

Como tópico de cierre pero no menos importante, fue abordado en la Mesa Redonda el aspecto de la ciberseguridad. Al respecto, el viceministro Wilfredo González destacó que en correspondencia con los riesgos y amenazas, se constituyó el Centro de Seguridad del Ciberespacio.

Del 2014 al 2015, informó, más de 176 naciones se han notificado sobre ataques cibernéticos perpetrados contra nuestro país. De ahí que un elemento fundamental sea promover la solidaridad internacional en este sentido. Ya se han establecido mecanismos de cooperación con más de 20 naciones, incluyendo China y Rusia. Cuba apoya el uso del ciberespacio con fines pacíficos, enfatizó.

Fue conclusión de la Mesa Redonda la intención de continuar avanzando en la informatización de la sociedad cubana y en el acceso de la población a las nuevas tecnologías, teniendo siempre en cuenta la ciberseguridad y sin olvidar la importancia de estos avances para el desarrollo de la economía, las ciencias y todo el quehacer de la sociedad. Quedó apuntado que Estados Unidos ha sido el principal obstáculo para el desarrollo de las telecomunicaciones y la informática en Cuba.

Por Vladia Rubio, tomado de www.cubasi.cu