Atacados dos periodistas de AFP en Israel

tv cameraDos periodistas de la AFP fueron atacados el pasado viernes por soldados israelíes mientras daban cobertura a una manifestación en Beit Furik, cerca de Nablus, en el estado de Palestina.

Acorde con el jefe del buró de AFP , Thomas Cox, los dos hombres, Andrea Bernardi, un videografo italiano contratado y Abbas Momani, llegaron el viernes al poblado de Beit Furik, cerca de Nablus,  para dar cobertura a una manifestación que siguió al funeral de un palestino asesinado por disparos de fuerzas de seguridad israelíes la semana pasada.

El video del incidente, tomado desde el lado de los manifestantes, muestra a los dos periodistas cuyo equipo fue ocupado y destruido. Uno de ellos, Bernardi, fue golpeado en el cuello y la cara por un soldado.

“Con sus credenciales habían pasado sin problema el primer control de seguridad. Andrea se detuvo y estaba ajustando los controles de su cámara e inmediatamente llegó un soldado y le dijo que dejara de grabar y le empujó la cámara, para luego tomarla y aplastarla.

“Pensaron que eran jóvenes soldados locos, como se ve en el video, y se fueron. Pero volvieron y tomaron la cámara de fotos y todo lo que estaba en los bolsillos del fotógrafo, baterías y tarjetas de memorias.  Andrea regresó para recuperar su cámara destruida y en ese instante un soldado saltó sobre él y lo atacó poniéndole una pistola en la cara.”, relató Thomas.

“Si hubiéramos hecho algo incorrecto, nos hubiéran arrestado, pero en el video se puede ver lo que sucede. Después que regresamos al auto vi una parte de la cámara y quise tomar una foto de la misma, porque estaba preocupado de que me acusaran de hacer algo indebido. Ahi fue cuando un soldado me apuntó con una pistola en el rostro y me tiró al piso.”, dijo Andrea

La agencia AFP ha protestado el incidente a las autoridades militares de Israel y dijo que pretende establecer una demanda oficial.

Un vocero militar israelí dijo a The Guardian que se ha establecido una investigación preliminar y que los soldados involucrados en el asalto violaron las reglas de conducta militares para facilitar el trabajo de los periodistas, y dijo que serán sometidos a una acción disciplinaria.

Traducido de The Guardian