Crimen entre colegas en EE.UU.: El asesino quería que el mundo lo viera

periodistas-asesinadosEl criminal posteó escalofriantes videos donde aparece aproximándose a la escena, levantando su arma y disparando, en cuentas creadas conb seudónimo desde la semana pasada en Tiwtter y Facebook
El autor del asesinato a balazos de un equipo televisivo del canal WDBJ7-TV en Virginia, Vester Lee Flanagan II, ha sido identificado como un periodista despedido de su trabajo en 2013 y quien en una carta a la cadena ABC News afirmó que el leitmotiv de su acción, difundida en vivo, fue el tiroteo en la iglesia de Charleston, Carolina del Sur, ocurrido el 17 de junio de este año.

Flanagan causó la muerte a la reportera Alison Parker y al camarógrafo Adam Ward e hirió severamente a Vicki Gardner, la entrevistada, quien este miércoles estaba en condición estable luego de ser sometida a una cirugía de urgencia.

En cuentas creadas la semana pasada en las redes sociales Twitter y Facebook bajo el nombre de Bryce Williams, mismo que usaba como reportero en sus presentaciones al aire, el criminal posteó escalofriantes videos donde aparece aproximándose a la escena, levantando su arma y disparando.

Los tweets afirmaban que la reportera Parker hizo comentarios racistas y que había archivado un informe de la comisión para igualdad de oportunidades en el empleo, así como que el camarógrafo Ward opinó sobre Flanagan en Recursos Humanos “después de trabajar conmigo una vez”.

Los dos breves videos subidos por el asesino a las plataformas Twitter y Facebook, muestran cuando este se acerca a sus ex colegas Parker y Ward y a la entrevistada Gardner, levanta el arma y dispara.

“El no sólo actuó movido por la venganza, sino que quería lograrla en una forma visible, videográfica” dijo el siquiatra y profesor Jeffrey Lieberman, presidente del Colegio de Médicos y Cirujanos de la universidad de Columbia.

“Esto es aplicar los medios sociales para cometer un homicidio y lleva todas las marcas de nuestra cultura: plena disponibilidad de armas y la facilidad dada por las redes sociales para diseminar la acción instantáneamente”, dijo Lieberman.

En otra opinión, el psicólogo forense J. Reid Meloy, apuntó que en los últimos años muchos asesinos múltiples en EE. UU. han sido meros copiadores, inspirados en asesinatos previos, pero también a menudo quieren dejar su marca superando a sus predecesores. “Buscan algo que no se ha hecho antes y esto puede ser un mayor número de víctimas o una nueva forma de asesinato.”

Además de los breves videos del tiroteo, la cuenta en Facebook mostraba otros de Flanagan como periodista, en un reporte donde aparece con una metralleta en mano en una tienda de armas, cubriendo una historia sobre sistemas de seguridad y otra sobre unos osos que ocasionaban molestias en un vecindario.

La mayoría de las personas que cometen un crimen violento “tienen una visión muy distorsionada de que lo que hacen es algo bueno” dijo el doctor Raymond DiGiuseppe, profesor de psicología de la universidad de Saint John. Estos criminales “desean difundir el mensaje a cuantas más personas sea posible. Los medios sociales permiten llevar ese mensaje a muchísimas personas que nunca has visto.”

Fuente: www.usatoday.com (Traducción: JMartin)